Policíacas

Desprotegidos los choferes de Uber en la Isla

Hay lagunas en el tema de la seguridad.

El reciente asesinato de un conductor de Uber Eats mientras se encontraba esperando por una orden de un restaurante de comida rápida en Santurce, volvió a levantar cuestionamientos sobre la seguridad de las redes de transporte y la manera en que operan estas compañías.

Carlos Gilberto Ponce Fernández, de 62 años, recibía un ingreso extra como conductor de Uber Eats. Hace poco más de una semana llegó hasta el Burger King de la avenida Roberto H. Todd para recoger la orden que debía entregar. De camino al estacionamiento fue interceptado por un hombre que lo apuñaló para robarle su vehículo. Fue trasladado al Centro Médico de Río Piedras donde falleció mientras el agresor fue arrestado poco después.

Previo a la llegada de este tipo de aplicaciones para manejar redes de transporte, grupos de transportistas se opusieron a su incursión en la Isla, precisamente aludiendo la inseguridad. Ante el panorama, el Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos dijo a NotiCel que en varios meses darán inicio a una serie de medidas con las que tratarán de minimizar los riesgos a los choferes, sin embargo, no dejan claro cómo se rige la seguridad de estas redes. 

“Hemos estado todo el tiempo trabajando en esa línea y dimos el aviso”, recordó el presidente del gremio PROTEGE, José Poupal, a NotiCel. “El problema que siempre hemos tenido es que hay jefes de agencia que se empeñan en llevar a cabo otras acciones no tan importantes, y omiten el renglón del asunto de seguridad y los protocolos que se llevan en este tipo de casos. Ahora mismo, públicamente, el Comisionado del Servicio de Transporte ha dicho que él mismo desconoce cuáles son los parámetros de seguridad. Dice que él entiende que la compañía de Estados Unidos tiene algún tipo de cubierta”, añadió en referencia a Luis Damián García Fraga, del Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos.

NotiCel solicitó a los portavoces de Uber que compartieran en detalle los protocolos de seguridad de la compañía que pudieran minimizar los riesgos de sus conductores en sus turnos de trabajo. En un correo electrónico desde su sede en Colombia, especificaron que “la seguridad de los usuarios, socios conductores y socios repartidores registrados en la aplicación es fundamental”.

“Trabajamos diariamente desarrollando nueva  tecnología y a través de las diversas acciones que sobre seguridad realizamos, incluida nuestra total disposición a colaborar con las autoridades para apoyar su importante labor de proveer seguridad en las comunidades donde operamos”, dijeron. “Los socios conductores y socios repartidores que se registran en la aplicación, reciben múltiples comunicaciones orientadas a mejorar su experiencia como usuarios y a darles a conocer las distintas funciones de seguridad que ofrece la aplicación, así como los procesos previstos para priorizar la seguridad antes, durante y después de cada viaje”, agregaron. 

Mencionaron un botón que redirige la llamada al 911. “Este botón brinda a los socios conductores y socios repartidores la opción de conectarse directamente al 911 a través de la aplicación en caso de emergencia. Al presionar el botón, la aplicación muestra la ubicación actual y la información del viaje para que se pueda compartir ágilmente con la autoridad local”, detallaron. 

Además, cuentan con una función que permite a los “socios conductores y socios repartidores compartir fácilmente los viajes solicitados a través de la app y configurar sus preferencias. Pueden establecer hasta cinco contactos de confianza con quienes compartir sus viajes regularmente, además pueden definir si quieren compartir todos sus viajes o solo aquellos que ocurren durante ciertas horas”.

A ello se suma una línea de soporte ante emergencias que dijeron es un acceso desde la aplicación a una línea directa de soporte para socios conductores así como revisiones de identidad a través de Facebook y “colaboración con autoridades”.

“Diariamente se hacen una gran cantidad de viajes usando la app Uber, traslados que son respaldados por tecnología que permite rastrear rutas, tener datos del vehículo, socio conductor y usuario, así como contar con registros del día y hora de los viajes, entre otras funciones. Dicha información es compartida con las autoridades para apoyar labores de investigación, cada vez que la autoridad haga una solicitud a través de las instancias oficiales respecto a una investigación. Estas solicitudes son respondidas por un equipo especializado en Uber, disponible 24/7. Así mismo contamos con un equipo encargado de dar orientación a la autoridad en cómo hacer este tipo de requerimientos”, detalló la compañía. 

En conversación telefónica con García Fraga, aceptó el incremento en hechos violentos contra los conductores de las redes de transporte, especialmente Uber. Añadió que, aunque son ellos quienes regulan este tipo de compañía, no hay ningún tipo de protocolo que ofrezca seguridad ni al conductor de Uber ni al taxista.

“Los taxistas nunca han estado protegidos tampoco. El taxista se considera una empresa privada y esta agencia no está diseñada para proteger a la empresa privada, sino al ciudadano que recibe los servicios de la empresa privada, así que la regulamos para garantizar los mismos estándares al consumidor. Por eso, los seguros que se exigen, redundan en beneficios del consumidor y no de la empresa privada”, planteó el funcionario.

“Si la agencia tuviera como función trabajar exclusivamente para vigilar que el ciudadano reciba los servicios de manera adecuada, entonces ¿por quién tendríamos que estar regulados? Por el Ombudsman. Ahí es donde ves la inconsistencia y el desconocimiento que hay sobre cómo opera la transportación en este país. Entonces, los taxistas no tienen que tener tablillas del gobierno”, cuestionó, por su parte, Poupal.

García Fraga opinó que el aumento en incidentes violentos contra conductores de Uber ocurre desde que  se comenzó a aceptar dinero en efectivo como alternativa de pago. A ello le sumó que los choferes de la red de transporte “sin obligación ni que nadie se los requiera” han optado con rotular sus autos con el nombre de la compañía, alertando a los criminales. Los taxistas, sin embargo, deben identificar sus vehículos.

“Pues ahí, no sé decirte. Es un punto cierto. Pero también hay una diferencia y es que un ciudadano puede pedir a un Uber por la plataforma en cualquier punto de Puerto Rico, puedo buscar la zona más oscura o más abandonada en San Juan, mientras tenga señal, y el conductor va a llegar y lo pueden atracar ahí”, advierte el Presidente del Negociado.

“Aun considerando que tenemos que garantizar la vida del público en general, no nos podemos cegar de que no tenemos herramientas para protegerlos (a los choferes) y por eso medidas proactivas que se deben estar implementando en dos meses y con las que esperamos que se reduzcan significativamente los incidentes. Una es prohibir las rotulaciones en los autos, que lleven rótulos llamativos que digan Uber o Lyft, y que se deje de aceptar dinero en efectivo”, propuso.

“El no estar identificado lo que provoca es que siga aumentando la proliferación de vehículos fantasmas. Eso de ninguna manera es una posible solución”, concluyó Poupal.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN