Policíacas

Federales acusan sujeto que introducía droga en medicamentos

En medicamentos para animales

Un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico devolvió una acusación el pasado 14 de noviembre contra un sujeto por tres cargos por la distribución indebida de un medicamento para animales, anunció el martes W. Stephen Muldrow, fiscal federal en la isla.

El imputado fue identificado como Rubén Vázquez Díaz, quien enfrenta cargos de introducir drogas animales mal etiquetadas; introducción de drogas animales adulteradas; fraude de correo; y fraude electrónico; y un cargo de ser un consumidor de drogas en posesión de un arma y municiones.

Muldrow detalló en declaraciones escritas que Vázquez Díaz, con la intención de defraudar y engañar, introdujo o entregó, o causó la introducción o entrega, en el comercio interestatal de una droga animal llamada “Blue Magic Formula” (BMF), que fue mal etiquetada y adulterada. El etiquetado de los medicamentos para animales era falso y engañoso al afirmar que “BMF contiene ingredientes aprobados por la FDA” y que no era seguro. 

Según la acusación formal, el imputado hizo envíos de drogas animales adulteradas a Mandeville, Louisiana, el 23 de diciembre de 2016; a Plantation, Florida, el 19 de julio de 2017 y el 10 de octubre de este año.

Además, el fiscal federal detalló que Vázquez Díaz fue acusado de violaciones del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1341 de fraude postal por usar el Servicio Postal de los Estados Unidos para enviar la Fórmula Blue Magic y el Título 18 del Código de los Estados Unidos, § 1343 de fraude electrónico por recibir pagos por los envíos del producto. 

Detalló que alrededor del 8 de mayo pasado, el acusado, sabiendo que era un usuario ilegal de una sustancia controlada, poseía una pistola calibre Beretta Modelo 84.380, dos cargadores de 13 balas y 91 balas de municiones de calibre .380. Dichas armas de fuego y municiones fueron enviadas y transportadas en el comercio interestatal y extranjero.

“La ley exige que las drogas, tanto para las personas como para los animales, sean producidas y marcadas bajo los más rigurosos estándares de calidad. Cuando las personas no ejercen la vigilancia que exige la ley, serán responsables”, dijo Muldrow.

“Los dueños de mascotas estadounidenses confían en la supervisión de la FDA para garantizar que los medicamentos que reciben sus mascotas sean seguros, efectivos y estén etiquetados de manera veraz y precisa”, dijo por su parte, el Agente Especial a Cargo Justin D. Green, Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA, Oficina de Campo de Miami. 

El fiscal federal adjunto, Scott Anderson, está a cargo del enjuiciamiento del caso. Si es declarado culpable, el acusado enfrenta una sentencia mínima de un año y hasta 20 años de prisión. Las acusaciones contienen solo cargos y no son evidencia de culpabilidad. Se presume que los acusados ​​son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad.

La Oficina de Investigaciones Criminales de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA en inglés) está a cargo de la investigación.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN