Tribunales

Insatisfecho y dolido Tito Trinidad con el Banco Popular

El Banco Popular acudió al Apelativo.

No está del todo satisfecho. El exboxeador Félix ‘Tito’ Trinidad aplaudió que el Banco Popular de Puerto Rico cumpliera con la orden judicial al depositar los $2,002,161.60 que le adeuda; pero cuestionó que la institución bancaria haya solicitado al Tribunal de Apelaciones que no se desembolse el dinero.

“No lo veo bien. Pero ya el dinero ya está en el Tribunal. Creemos en un Dios vivo que sabemos que está con nosotros con los justos. Nosotros somos gente justa que sabemos estamos peleando por algo que es de nosotros. No por nada que nos hayan regalado”, dijo Trinidad a NotiCel este viernes a su salida del Tribunal.

El Banco Popular de Puerto Rico consignó los fondos bajo protesta ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan luego que el juez Anthony Cuevas Ramos resolviera que en 24 horas debía depositar $2,002,161.60 en la Unidad de Cuentas del tribunal para pagar al campeón de boxeo Juan Félix 'Tito' Trinidad García.

En la orden de paralización, el banco pide al Tribunales de Apelaciones que los fondos se mantengan consignados bajo custodia del Tribunal y no sean desembolsados a Trinidad ya que ellos entienden esa cantidad no es correcta.

Mira: El Banco Popular vuelve a ser "golpeado" por Tito Trinidad

“No ha sido fácil. Han sido cinco años y un año y dos meses que el banco no pasaba un centavo. Me hubiese gustado que lo hubiesen depositado en mi cuenta. Ellos tienen el número. Pero ahora está aquí en el Tribunal, por lo que buscaremos la manera de que mis abogados puedan sacarlo”, dijo por su parte el boxeador.

Trinidad añadió que ha sido un proceso duro y doloroso para él y su familia. El exboxeador acudió este viernes, acompañado por sus padres, a la vista de estado de conferencia del caso judicial entablado por el Banco Popular de ejecución de hipotecas.

“Ha sido doloroso triste para todos nosotros para mí, para mi esposa, mi familia, mis hijas, mi padre y mi madre que lo ha sufrido mucho y que siempre me da la fuerza para que yo siga hacia adelante”, apuntó.

El caso entre Popular y Trinidad se remonta al 2014 tras un acuerdo preliminar entre el Banco y el excampeón. Según el reclamo de Trinidad, él confió al banco la planificación de sus inversiones y finanzas en noviembre de 2010 su capital de $22.2 millones.

Según los abogados, esta transacción fue ilegal porque fue otorgado bajo engaño y utilizado para permitir que Popular Securities, una afiliada de Banco Popular, recibiera la cuenta de Trinidad que al momento de la transacción tenía sobre $40 millones en valores de Puerto Rico. En su momento, esta cuenta de inversión era manejada por Wells Fargo.

Tito responsabilizó al corredor de sus inversiones de toda la situación porque gozaba de la entera confianza de su familia.

Lee: A regañadientes Popular deposita lo ordenado por el Tribunal para Trinidad

“Sabiendo la manera en que tratábamos a este muchacho que es el bróker y la manera que él tomó la acción de muchos años. Entendemos que fue un esquema de Pepe Ramos junto con las casas de corretaje. Nos duele tanto que a estas alturas de nuestras vidas estemos pasando por todo esto por una persona que teníamos tanta confianza en él. Él nos falló la confianza”, indicó Trinidad.

Por su parte el Lcdo. José Francisco Quetglas, abogado de Trinidad, dijo que el caso relacionado a los pagos que le adeuda el Banco Popular debe resolverse pronto a favor del boxeador porque la institución bancaria no tiene fundamentos para haber dejado de cumplir con el acuerdo.

 “Estamos ahora en el Apelativo. El Apelativo inicialmente denegó el recurso discrecional de certiorari pero el banco presentó una moción de reconsideración que es la que está pendiente y vamos a estar presentando la contestación probablemente el lunes”, dijo Quetglas.

De acuerdo con el abogado, el Banco Popular ha puesto a Trinidad en una situación de indefensión ya que luego de haber acordado pagarle $68,000 mensuales en lo que se resuelven los pleitos judiciales, de momento comenzó a incumplir con los pagos que se han acumulado hasta llegar a los $2 millones.

Cuestionó que la institución bancaria interprete “acomodaticiamente” el contrato firmado para alegar que estaba sujeto a unas condiciones que no están suscritas en el documento.

“Nosotros estamos luchando para que a él se le hagan sus pagos y pueda volver a la normalidad. Lo han dejado prácticamente sin dinero”, insistió el letrado.

 Las partes regresarán a la sala del juez Arnaldo Castro Callejo el 27 de noviembre.


NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?