La Calle

Una tortura transitar por las calles del Viejo San Juan

Vuelven a intentar reparaciones

Las calles del Viejo San Juan cada día están más deterioradas y no necesariamente por culpa de los huracanes. Hundimientos, huevuchos y adoquines rotos y son la orden del día y hacen que transitar por esas calles sea una tortura.

Hoy, lunes, el vicealcalde de San Juan, Rafael Jaume, anunció que los trabajos de instalación de adoquines en la calle Luna se reanudarían hoy mismo por lo que se pidió la cooperación de los residentes y los visitantes a que tomen precauciones y sigan cualquier cambio en la dirección del tránsito.

“Hoy se reanudan los trabajos de la calle Luna para culminar las últimas dos etapas del proyecto. Primero, en la intersección con la calle San Justo y, segundo, en la intersección con la calle O'Donnell. Los trabajos incluyen la reconstrucción el tramo afectado por una avería de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados”, indicó el funcionario en un comunicado de prensa.

“Solicitamos a todos los residentes y visitantes del Viejo San Juan a que tomen las debidas precauciones durante las horas de construcción y a seguir la dirección del tránsito que se establezca para terminar los trabajos según está programado”, concluyó diciendo el Vicealcalde de San Juan.

Sin embargo, los arreglos las calles de ese sector comenzaron el año pasado con un proyecto conjunto entre la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), el Federal Highway Administration (FHWA) y el municipio de San Juan.

Se trataba de un proyecto de mejoras en la calle Luna; comenzando en la calle Cristo y la Norzagaray.

En una entrevista para NotiCel, Carlos Céspedes, ingeniero a cargo del proyecto, compartió en aquel entonces que “es un proyecto de mejoras a las condiciones de rodaje que implica la demolición y remoción de pavimento existente, que puede ser tanto asfalto como hormigón. Se está sustituyendo por una base de hormigón y una terminación en adoquines que simula los adoquines históricos que hay en el resto del Viejo San Juan”.

“Se están ensanchando las aceras y colocando losas en granito y mejoras al sistema de acueductos”, añadió.

Pero existía la preocupación de que las mejoras a la vía sean en vano debido al estado actual de la calle Fortaleza, la cual se encuentra en pésimo estado a dos años de haber sido repavimentada, como parte de un proyecto del municipio.   

Céspedes indicó que se habían tomado las debidas precauciones y recomendaciones del municipio. “Estamos obteniendo la experiencia de la calle Fortaleza y de los procesos que se utilizaron. Se están modificando para que no pase lo mismo. En especial, nosotros estamos utilizando unos adoquines provenientes de Florida (E.E.U.U) que cumplen con los parámetros, ya que cuando se le hizo las pruebas a los adoquines de los suplidores locales pues no cumplen con las especificaciones de la autoridad”, detalló.

Además puntualizó que problemas en la instalación, sellado, y el no evitar que el agua penetrara pudieron haber sido elementos claves para una falla.

Por otro lado, para velar por la conservación histórica, “se ha tenido que tener presente, como parte de los requisitos federales y del Instituto de Cultura Puertorriqueña, un arqueólogo presente en todo momento que se esté realizando una excavación. Aunque los trabajos que se están realizando no son profundos, son superficiales del pavimento. Siempre tenemos la vigilancia de un arqueólogo en todo momento”, afirmó el ingeniero.

“Hasta el momento hemos tenido la cooperación de todos los ciudadanos en cuanto a la incomodidad que trae un proyecto de esta índole. Hemos tenido buena comunicación con los residentes y están complacidos. Nuestra meta es terminar lo antes posible y que quede bien. Evitar que ocurra lo de la calle fortaleza”, garantizó.

Se supone que, una vez culminados los trabajos, es responsabilidad del municipio velar por el cuidado de las calles. Así, con el fin de detener el deterioro de las calles y aceras, la Legislatura Municipal aprobó la Ordenanza 36 que regula la entrada de vehículos pesados al Viejo San Juan. Ordenanza que entró en vigor en junio del año pasado.

El proyecto cuenta con una inversión de 3 millones 186 mil dólares y se pronostica culminar las mejoras para mayo de este año.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN