Mundo

Congresistas denuncian 'venganza' de Trump contra PR afecta a Florida

El Presidente se dirige a una reunión en Panhandle

Congresistas del partido Demócrata de EE.UU. denunciaron este miércoles que por "venganzas personales contra Puerto Rico" el presidente Donald Trump tiene en el limbo ayudas federales para desastres, incluidas las ocasionadas por el huracán Michael en Florida en octubre pasado.

Los congresistas Debbie Wasserman Schultz y Darren Soto denunciaron en una conferencia telefónica las condiciones de devastación que persisten en el noroeste de Florida, horas antes de la visita del presidente en el área devastada por el ciclón, en el noroeste del estado.

Los legisladores señalaron que ello se mantiene desde hace siete meses, cuando el potente Michael arrasó el Panhandle de Florida con la categoría mayor de escala Saffir-Simpson, de un total de cinco.

"El presidente Trump está dispuesto a sacrificar una gran cantidad de ayuda para desastres para promover su venganza personal contra Puerto Rico", expresó el demócrata Darren Soto.

Trump dijo hoy que se prepara para ir a la zona de Florida afectada por el huracán Michael y además se mostró abierto y positivo a continuar asignando fondos a esta área, devastada por el ciclón que fue reclasificado por el Servicio Nacional de Meteorología como un huracán categoría 5.

"La conclusión aquí es que el Panhandle de Florida no necesita un mitin político", manifestó por su parte la también demócrata Wasserman Schultz.

Ambos congresistas por Florida instaron al Senado, de mayoría republicana, y al presidente Trump a movilizar la aprobación de recursos suplementarios para la zona, en la que aún es urgente la recogida de escombros.

Samantha Herring, miembro del Comité Estatal Demócrata del Condado de Walton, en la zona del Panhandle, cuestionó en la conferencia de prensa la "negligencia" del Gobierno Trump al denunciar que todavía hay árboles caídos en las viviendas y una gran urgencia de vivienda de interés social.

Soto precisó que desde febrero pasado la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, presentó un paquete de ayuda por 14,000 millones de dólares para recuperación por desastres naturales que incluyen huracanes, inundaciones e incendios en varias partes del país, entre ellos Florida y también Puerto Rico, devastado en 2017 por los huracanes Irma y María.

El demócrata se mostró frustrado de que ningún proyecto suplementario de ayuda tras desastres ha avanzado "mientras el Panhandle empeora cada vez" y persiste la "incapacidad de reconstrucción en cualquier aspecto" de esta "costa olvidada".

Soto dijo que es una "mentira de Trump" que Puerto Rico ha recibido 91,000 millones en ayuda, al señalar que se han adjudicado 31,000 millones de dólares, de los cuales se han entregado hasta el momento 11,000 millones.

Wasserman Schultz, quien criticó las demoras en la apropiación de recursos federales, dijo que la base aérea de Tyndall "fue absolutamente aplastada".

Ambos congresistas instaron al presidente a ayudar no solo a Florida, sino a Puerto Rico, afectada por los huracanes Irma y María, este último que ocasionó la muerte de 2.975 personas.

Las declaraciones del Pesidente, emitidas como acostumbra mediante un tuit, ocurren a menos de 48 horas de que el Mandatario volviera a mencionar a Puerto Rico y alegara que la isla debería estar "feliz" con las asignaciones presupuestarias que se han realizado. La postura de Trump sobre Florida es una muy distinta a la que medios internacionales han reportado que tiene sobre la isla.

Mira: Trump sigue empeñado en 'ni un peso más' para PR

"Preparándome para irme a uno de mis lugares favoritos, el Florida Panhandle, donde hemos dado y estamos dando miles de millones de dólares a la devastación causada por el huracán Michael. ¡Aunque los Demócratas están totalmente en nuestro camino (no quieren que el dinero vaya allí) lo estamos logrando", dijo mediante un tuit publicado hace escasos minutos.

 

 

Mientras, las veces que el Mandatario ha mencionado a la isla en sus redes sociales lo ha hecho para alardear sobre la ayuda remitida, para criticar los políticos puertorriqueños  y además para hacer saber que ya se asignó suficiente dinero a Puert Rico tras el paso de los huracanes Irma y María en septiembre de 2017, ciclones que no solo dejaron casi 3,000 muertos, sino que de igual modo, devastaron la red de electricidad y dejaron toda la isla sin luz durante meses.

 

 

Por los pasados meses, varios medios estadounidenses han reportado la negativa de Casa Blanca a asignar más ayuda a la isla, cobijada, entre otros argumentos, por la alegación de que ese dinero podía ayudar otros estados. Puerto Rico vio hace semanas reducir la asignación al Programa de Asistencia Nutricional (PAN) que había sido ampliado luego del paso de los huracanes.

De la misma forma, el Senado federal se fue hace semanas a receso sin un acuerdo sobre fondos para la isla.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN