Mundo

Las repetidas contradicciones de Trump

Respecto a DACA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pareció contradecirse varias veces este martes durante una reunión sobre inmigración con un grupo bipartidista de legisladores. Lo que sería un reflejo de la creciente frustración en el Capitolio frente la falta de dirección en el tema por parte de la Casa Blanca.


En algunas ocasiones el mandatario sugirió que estaría dispuesto a firmar todo: desde una solución independiente para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) –que se vence en marzo– hasta una reforma integral de inmigración. A menudo, Trump pareció estar guiado por los legisladores en el recinto para modificar sus posiciones.


Los comentarios surgieron durante una conversación de casi una hora entre las casi dos docenas de congresistas, el presidente y el personal de la Casa Blanca. A la prensa se le permitió grabar el encuentro: una ventana a las difíciles negociaciones que aún rodean el asunto de reemplazar el programa de DACA, que protege de la deportación y seguridad fronteriza a los jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

Al final de la sesión, Trump dejó entrever que en últimas firmaría cualquier cosa que se le presentara. “Creo que mis posiciones van a ser lo que las personas en esta sala propongan”, sostuvo. “Si llegan con cosas de las que no estoy enamorado, lo voy a hacer. Porque los respeto”, añadió.

Después de la reunión, los senadores Jeff Flake y James Lankford dijeron que el encuentro fue sorpresivamente útil y agradecieron que el presidente aclarara un poco las discusiones, aunque destacaron todavía falta trabajar en resolver los detalles.

 Lankford reconoció que la reunión se tornó “confusa”. Según dijo, aunque al principio Trump definió DACA como un acuerdo que incluía a dicho programa más la seguridad fronteriza y otras dos áreas de reforma, después fue poco claro en algunas partes de la reunión.

“Se tornó confusa en algunas partes. De hecho, él (Trump) dijo después: ‘Yo sólo quiero un DACA limpio y lo haremos integral después’ y nosotros dijimos ‘wow, ¿qué quieres decir con eso? Y él regresó a esos cuatro elementos”, les relató el republicano por Oklahoma a los periodistas, después del encuentro.

La Casa Blanca declaró que la reunión fue un éxito en un comunicado publicada en la tarde de este martes.

“El presidente Donald J. Trump acaba de concluir una reunión exitosa bipartidista y bicameral sobre la reforma inmigratoria”, indicó la secretaria de Prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders, durante su pronunciamiento. “Durante la parte de la reunión a puertas cerradas, llegaron a un acuerdo para negociar una legislación que logre reformas fundamentales en cuatro áreas de alta prioridad: seguridad fronteriza, inmigración en cadena, lotería de visas y la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia”, añadió.

Durante la sesión informativa para la prensa en la Casa Blanca, Jim Acosta de CNN preguntó si Trump está exigiendo fondos para el muro fronterizo a cambio de un acuerdo frente a DACA. La respuesta de Sanders fue únicamente: “El presidente quiere seguridad fornteriza”.

LEE: Las apuestas políticas de la lucha de inmigración en Estados Unidos
Presionada nuevamente en varias ocasiones, Sanders volvió a insistir que Trump quiere fondos para “seguridad fronteriza”, pero habló sobre el muro.


Las evasivas de Trump son todo lo opuesto a lo que los legisladores han estado buscando por parte del presidente. Los republicanos han presionado particularmente para que el Gobierno establezca límites claros sobre lo que sería un acuerdo factible, cubriéndolo con las bases para comprometerlas y entregándole ventaja con los demócratas para poder avanzar en el debate.

El senador John Cornyn le planteó el punto directamente a Trump durante la reunión, diciendo que el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan y el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell le habían dicho a Trump, durante un retiro legislativo en el fin de semana, que sólo un proyecto de ley con el apoyo del mandatario avanzaría a la etapa de votación.

“Entonces, esa es la imagen que necesitamos mirar, el lente que necesitamos observar: no solo qué podemos acordar entre nosotros en una base bipartidista, sino qué vas a firmar como ley”, señaló Cornyn. “Porque todos queremos llegar a una solución aquí y nos damos cuenta de que el tiempo corre”, añadió.

Pero conseguir mayores detalles en la reunión fue difícil.

En un momento, la senadora demócrata Dianne Feinstein sugirió a Trump que el Congreso podría aprobar el "Dream Act” –la ley de fomento para el progreso, alivio y educación para menores extranjeros– por sí solo, lo que permitiría un camino para la ciudadanía de los beneficiarios de DACA y que ha sido la exigencia de los demócratas como punto de partida, para después sí dedicarse a la reforma integral.

Cuando Trump indicó que estaría de acuerdo con eso, el líder de la mayoría republicana en la Cámara Kevin McCarthy sostuvo que la seguridad fronteriza tendría que hacer parte del paquete. Esto provocó que el presidente respondiera que eso fue lo que él pensó Feinstein había querido decir y que entregara un frenesí de aclaraciones.

Trump explicó que su versión de un acuerdo “limpio” incluiría DACA, seguridad fronteriza, terminar la "inmigración en cadena" o inmigración basada en la familia, y poner fin a la lotería de visas de diversidad. Pero comúnmente se considera que esos problemas solo se pueden abordar en un acuerdo integral de inmigración.

Después, el presidente respaldó la posibilidad de realizar una reforma inmigratoria integral antes y después.

Los legisladores que trabajan en un acuerdo para DACA han luchado durante mucho tiempo por mantener limitado el proyecto de ley, argumentando que agregarle más contenido solo haría que colapse por su propio peso.

El presidente también dijo que “tomaría la responsabilidad” si los legisladores deseaban avanzar hacia una reforma inmigratoria integral, explicando que no estaban “muy lejos” de eso.

Pero entonces, unos minutos más tarde, también señaló que DACA podría ser primero y la reforma podría llegar con el camino, o inmediatamente después.


“Creo que lo que todos estamos diciendo es que haremos DACA y ciertamente podremos comenzar una reforma de inmigración integral la siguiente tarde, ¿de acuerdo?”, señaló Trump. “Nos tomaremos una hora de descanso y comenzaremos. Lo creo. Porque una vez que hagamos DACA, si se hace correctamente con seguridad y todo lo demás, si se hace de manera adecuada, hemos eliminado gran parte de las negociaciones. No creo que sea tan complicado”, insistió.


Desde que Trump decidió terminar con DACA en septiembre pasado, los legisladores han estado trabajando para encontrar un acuerdo sobre el tema. La reunión de este martes se produjo antes de la fecha límite para el financiamiento del gobierno, que se vence el 19 de enero, con la que los demócratas están presionando para incluir a DACA y otros temas.

 


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?