En Blanco y Negro con Sandra

Cultura, paciencia y fe

En Blanco y Negro con Sandra.

A dos semanas de que cierre este histórico 2019, pienso que la cultura y el arte es lo que nos está salvando, como siempre. Nos amarramos de la cultura puertorriqueña y del arte para defender nuestra identidad, y es lo que nos cobija, nos emociona y nos dice que somos grandes, que valemos, que es nuestro refugio, aunque los corruptos y los políticos se nos rían en la cara con su maldita impunidad, la Junta prepare recortes, y la criminalidad no se detenga.

Porque como si fuera una madre, que con paciencia y fe cuida de los suyos, ahí está nuestra cultura. A la que asedian y atacan, a la que ultrajan y asfixian quitándole fondos para destruirla, pero sigue ahí. Viva. Combativa. Valiente y paciente, y es de lo único que nos estamos amarrando los puertorriqueños para recordarnos lo que somos.

En un momento de tanta incertidumbre política y económica, de tanta necesidad para el pueblo, lo único que saca la cara por los puertorriqueños es la cultura. Son sus artistas, creadores, exponentes y representantes quienes con perseverancia, también con altas dosis de paciencia y fe, luchan por mantenernos unidos, por encima de cualquier lindero geográfico, sea en San Juan, en Kissimmee o en Washington Heights.

A principios de año, el dramaturgo Lin-Manuel Miranda trajo aquí su obra "Hamilton" y termina el 2019 diciendo que vuelve a apostar por Puerto Rico. Fue su padre Luis Miranda con el productor local Ender Vega, quienes anunciaron hace cuatro días la puesta en escena de su reconocida obra musical "In The Heights" con un elenco netamente puertorriqueño de impresionantes artistas del patio. Y veo que esta misma semana los actores y comediantes Víctor Alicea y Carmen Nydia Velázquez ya llegaron a Texas para presentar a sus personajes de "Susa y Epifanio", que Bad Bunny ya abrió una tercera función en su gira de conciertos, como también anunció el astro Ricky Martin, y que el fabuloso cantautor Tommy Torres se prepara para volver a presentarse ante el público local.

Daddy Yankee rompió récords con 10 shows en el "Choli", la querida diva Yolandita hizo vibrar a muchos y sigue abriendo funciones de su concierto en Bellas Artes, y después de recorrer decenas de ciudades en los Estados Unidos, Ángel "Papo" Vázquez presenta su monólogo "Hecho en ‘Puelto' Rico" en Ballajá. El Banco Popular presentó este año uno de los mejores especiales de Navidad en mucho tiempo, el salsero Víctor Manuelle trae un especial importante y José Nogueras celebra 40 producciones musicales dedicadas a la Navidad. También se anunció que la recién creada Compañía Nacional de Teatro trae en marzo la obra "La Cuarterona", y todo el pueblo se prepara estos días para festivales en los campos, la Feria de Artesanías ayer y hoy en San Juan, y ya se anunció el 50 aniversario de las Fiestas de la Calle San Sebastián.

Si analizamos en detalle, este año también ha habido una verdadera explosión de libros y autores nuevos, muchos artistas plásticos y músicos creando. En el verano fueron los teatreros y artistas quienes movieron las masas en las protestas, que luego los reggaetoneros y cantantes famosos como Residente, Ricky y el mismo Bad Bunny amarraron. Y aunque poco a poco volvemos a la realidad, cuando se trata de expresiones culturales como la defensa de las peleas de gallos, el apoyo a nuestros deportistas o a la Miss Universe Puerto Rico, Madison Anderson, la cultura nos vuelve a unir. Aquí y en la diáspora.

Sin embargo, en Puerto Rico se subestima la cultura y su poder de promover el desarrollo económico, y por el contrario, la atacan, porque sienten en ella una amenaza a sus intereses ideológicos.

La Junta y el gobierno del innombrable exgobernador y la actual incumbente se pusieron de acuerdo en destruir la cultura puertorriqueña. Por eso se pusieron de acuerdo para cerrar y borrar del mapa a sobre 44 entidades culturales quitándoles fondos como El Coro de Niños de San Juan, Ballets de San Juan, la Fundación Nacional para la Cultura Popular, el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, la Universidad de Puerto Rico, entre otras, que denunciamos en este espacio en la columna titulada "Asalto a la cultura". Al Instituto de Cultura lo han dejado prácticamente sin fondos y nos enteramos de que, a tres días del cambio de gobierno en el 2016, y escondido del público, firmaron acuerdo para ceder el edificio sede del Instituto a un grupo privado. Lo querían privatizar como si fuera un botín para unos corsarios.

Los políticos no se dan cuenta que en la defensa de nuestra identidad puertorriqueño es en donde afianzamos nuestro futuro. La maltratan y la vapulean, pero la subestiman. Por eso las expresiones de la cultura siguen floreciendo.

En estos días la Organización Mundial de la Salud recomendó que se incluya el arte y la cultura para atender las enfermedades y problemas, e hizo un llamado a los gobiernos en todo el planeta para que establezcan protocolos que favorezcan la relación entre el sistema sanitario y el entorno artístico. Pero eso es algo que los puertorriqueños sabíamos desde siempre. Es como resistimos. Con paciencia y con fe, definimos lo que somos, defendiendo la cultura en todas sus manifestaciones.

Hay una escena en la obra "In The Heights" en la que la abuela lo dice claramente, recordando lo que fue y pensando en lo que será: "And now, I'm wide awake. A million years too late. I talk to you, imagining what you'd do. Remembering what we went through… Paciencia y fe".

*La autora mantiene el blog y el programa radial En Blanco y Negro con Sandra. 

Referencias

El botín del corsario

Asalto a la cultura

Cultura pa' lo que conviene


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN