En Blanco y Negro con Sandra

El embusteroski

En Blanco y Negro con Sandra

Al iniciar esta columna reflexionando en todo lo que pasado esta semana, llegó a mi mente el coro “Mentía, mentía, yo sé que mentía”, aquella canción de una vieja telenovela que protagonizó Iris Chacón. De inmediato recordé otra, de Olga Tañón, que decía “Es mentiroso ese hombre, es mentiroso”; y después aquella de “Muchacho malo”. Entonces, como Rosselló anda por Rusia, imaginé que lo más cercano a la realidad vivida por este pueblo sería llamarlo a lo ruso: “el Embusteroski”.

Así quedó esta semana el Gobernador. Quedó como un embustero, que salió corriendo a Rusia para esconderse cuando el pueblo desenmascaró la verdad.

El escenario fue Energía Eléctrica y el show que montó fingiendo sentirse ofendido por el salario de $750,000 de Rafael Díaz Granados. Todo pasó en menos de cuatro horas. El Gobernador  mandó a aguantar el pago, entonces el autoproclamado sacrificado colombiano renunció y puso pies en polvorosa, la Junta del Gobierno renunció en masa, Rosselló se montó rapidito en su vuelo a ver el Mundial de Fútbol en Moscú, y en ese momento todo el país supo que todo estaba fríamente calculado.

Ya el embuste estaba cuadrado. Hacía ya una semana que se sabía lo del jugoso salario y lo tenían calladito. Encima, anuncian desde La Fortaleza que el viaje a Rusia fue invitado por la FIFA y no usarían fondos públicos, pero el jefe de la Policía admitió que 26 miembros de la escolta se habían ido días antes y que le costará al erario cerca de $30,000. Lo que se gana un oficial de la policía en un año, el Gobernador se lo chupa en un mundial. Y eso, que no nos iba a costar nada. O sea, el Gobernador y su familia se fueron hasta Venecia y luego a Moscú con sus sirvientes, pagados por nosotros, el pueblo.

Esperemos que cuando regrese no venga con que su viaje a Rusia nos traerá desarrollo económico, pero me temo que el Embusteroski es predecible.

Hay un refrán que dice que “más rápido se coge a un embustero que a un pillo”, y esa es la verdad. Toma tiempo que investiguen a un ladrón, pero el embustero desde el saque ya levanta sospechas. Eso es lo que ha pasado esta semana con Rosselló y con su administración. Se han convertido en un meme ante todo el pueblo. El Embusteroski.

Si el Gobernador quería alguien de afuera que no esté vinculado a los bandos en la AEE porque es la única forma en que eso puede operar, ¿qué le costaba decirlo? Eso era mejor que venir con un embuste. Si hubiera dicho eso, aunque la gente se molestara, por lo menos se ganaba su respeto, pero al mentir, ya no hay manera de defenderlo. Eso cae como un petardo a la gente. Después, la termina de embarrar al usar la táctica “Carmen Yulín”, esa de salir huyendo del país en momento de crisis. ¿Sería para que no lo identificaran como embustero? Total, si cuando lo vean caminando con sus escoltas por la Plaza Roja o por el Kremlin la gente lo verá y son capaces de gritarle “por ahí va el Embusteroski”.

Decir deliberadamente lo contrario de lo que se sabe es engañar. Implica engaño intencionado y consciente para conducir al error o a un razonamiento falso. Eso el pueblo lo resiente. El problema de este gobierno es que está cundido de agentes de propaganda, esos que todo lo miran con el lente de no decir las cosas, pero el pueblo no es tonto. Ya no le comen su cuento.

La administración Rosselló y el gobernador no son los únicos que le han mentido al pueblo. Sucede también entre los populares, pero los que dominan ahora y están a nivel de la FIFA son los del PNP, por eso hay que fiscalizarlos con más fuerza. Veamos algunos ejemplos que sustentan lo expuesto:

1. Rosselló empezó su gobierno diciendo que no iba a vivir en La Fortaleza, pero ha coronado su reinado desde el castillo de Santa Catalina.

2. En los debates a la gobernación, Rosselló había dicho que se había comunicado con la Junta de Control Fiscal y prometió que pagarían la deuda de inmediato. Nada de eso pasó.

3. Un vídeo que circuló la emisora NotiUno lo cogió en otra mentira. Rosselló anunció en rueda de prensa que entregaría seis camiones al Cuerpo de Bomberos adquiridos por fondos del 9-1-1, pero eran camiones que había adquirido y dejó el gobierno anterior de García Padilla.

4. Aseguró que no habría más aumentos en agua y luz, pero sabemos que eso no es cierto.

5. Dijo esta semana que se iba de vacaciones, a lo cual tiene derecho, pero no a la inconsistencia. La Oficina de Prensa de La Fortaleza dijo inicialmente que iría a Washington y a San Antonio a dar unas charlas. De momento, que estaría en un viaje con su familia. Entonces Ramón Rosario dijo que acudiría al partido final en el Mundial de Fútbol invitado por la FIFA y que no costaría nada. Luego, el jefe de la Policía, Henry Escalera, confirmó que las escoltas que lo acompañan nos cuestan $26,000. ¿No estamos en quiebra? ¿Y la seguridad para el pueblo? Bien, gracias.

6. Rosselló aseguró que la Junta de Gobierno en la AEE operaba sola, pero el expresidente de ese cuerpo, Ernesto Sgroi, confirmó que ellos y el saliente director ejecutivo, Walter Higgins III, intentaron mover personal de confianza vinculado al PNP y La Fortaleza no los dejó.

7. Meses antes, Rosselló dijo varias veces que no sabía a quién iban a nombrar a la AEE, pero luego que supo que no era cierto porque ya se había reunido varias veces en La Fortaleza con Higgings.

8. Aseguró desconocer un acuerdo de confidencialidad que obligaron firmar a los empleados de La Fortaleza y que les prohibía divulgar cualquier información sobre el Primer Ejecutivo, la Primera Dama y su familia. Cuando el escándalo trascendió, Rosselló dijo que no había dado autorización a que se implementara esa mordaza en La Fortaleza.

9. Rosselló dijo que no sabía nada del contrato de Whitefish, aunque luego lo desmintieron.

10. Dijo que no sabía nada del polémico chat de WhatsApp y la identidad de “RR” , que terminó con la destitución-renuncia de sus colaboradores. El caso sigue abierto y desenmascaró cómo operan los encapuchados en el gobierno, mediante identidades ocultas, como revelamos en este espacio.

11. Juró que no sabía del hostigamiento sexual en Turismo y ha defendido su gestión en esa investigación, aunque la misma ha estado protegida por un manto de misterio desde el principio. Rosselló decía que no sabía que Villafañe seguía o no trabajando porque el informe de la OAT no lo incriminaba. ¿A quién protege Rosselló con ese vaivén en este caso de hostigamiento? ¿Será a Izquierdo, a Villafañe o a Falfo? Esa actitud levanta sospechas en todo.

12. Lo más terrible ha sido no decir la verdad con los muertos del huracán María. En este gobierno trataron de ocultar los muertos, pero la verdad les ha reventado en la cara y no les ha quedado más remedio que aceptarlo. Ahora luchan para ver cómo empastelan y maquillan la verdad con el estudio de George Washington University. Total, el estimado de la Universidad de Harvard parece ser el más cercano. Ver los casi 6,000 pares de zapatos que llevaron al Capitolio familiares de las víctimas es el más contundente testigo.

Ese es el problema con los embusteros, que cuando dicen la verdad nadie les cree. En menos de dos años, eso es lo que le ha pasado a esta administración. Por eso hay tanta indignación, molestia y hasta vergüenza ajena entre las filas de muchos penepés y estadistas decentes. Saben que esa actitud de Rosselló se ve en Washington y que cada día le quita la poca credibilidad que quedaba ante el Congreso.

Lo peor de todo esto ha sido que el velo de la mentira se descorrió en una de las peores semanas para Puerto Rico. Más allá del caos en la AEE, esta semana bajó un informe del Monitor Federal confirmando la corrupción en la Policía, FEMA admitió su incompetencia durante el paso del huracán y que no dio buen servicio, se radicó una segunda demanda contra las chárter y el Supremo detuvo el caso, el Secretario de Salud y al Epidemióloga del Estado andaban en gira de autobombo diciendo lo bien que trabajan, y la Junta y el congresista Rob Bishop están listos para el ataque.

Para colmo de males, la jueza federal Laura Taylor Swain en el caso de Aurelius reafirmó la subordinación del territorio de Puerto Rico al Congreso. O sea, que como el Gobierno de Puerto Rico es una expresión del Congreso, pueden hacer y deshacer. Podría eliminar partes de la Constitución del ELA, sustituir las leyes, delegar el poder en la Junta de Control Fiscal. Es más, hasta podrían quitarles la ciudadanía a los nacidos en Puerto Rico. En otras palabras: la Junta manda, y Rosselló y la Legislatura son sus peones. La Junta es como el Kobo Santarosa, y el gobierno es la muñeca.

Por eso no me cabe la menor duda que todas las actuaciones del gobernador Rosselló son parte de un montaje. Es un show para que cuando la Junta dé el tutazo que viene para el Gobierno, ellos puedan decirle al pueblo: “yo la combatí”, pero todo es de la boca pa’ fuera.

¿Será sarcasmo, juventud, inexperiencia o es mera incompetencia? Yo no sé. Lo único que se puede concluir, con lo visto hasta ahora y las actuaciones esta semana es una cosa: Si el gobierno de Rosselló padre pasó a la historia como el más corrupto, el de Sila Calderón como el de la boda en palacio, el de Acevedo Vilá como el que se le escabulló al garrote federal, el de Fortuño como el que más rico salió de Fortaleza y el de García Padilla como el más incompetente, entonces el gobierno de Ricardo Rosselló se coronará como el más embustero en la historia del país. Es un paquete. Desconozco si le quede tiempo para enderezarse. Y eso el PNP ya lo sabe. Imagino que cuando hoy los fanáticos vean por televisión el partido final del Mundial de Fútbol pensarán “por ahí, en alguna parte, está el embusteroski”.

*La autora es relacionista profesional y mantiene el blog En Blanco y Negro con Sandra.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?