Inteligencia Social

Cómo descubrí el verdadero Puerto Rico

Del escritorio del Publisher.

Este verano me trae recuerdos de ese momento en el 2012 cuando estaba considerando mudarme a Puerto Rico. Me preocupaba mucho la incertidumbre que esto significaba en mi vida laboral, personal y social, y ni siquiera había empezado a pensar en el impacto que podría tener en mis hijos, que en ese momento eran adolescentes.  Seis años y medio después aquí estoy, trabajando, junto a mi hija ahora adulta, que está pasando aquí sus vacaciones de verano de la universidad.  Pensé que sería buena idea cederle mi columna de este mes para traer algunas reflexiones sobre lo que Puerto Rico significa para ella. Permítanme presentar a mi maravillosa hija, Megan Curry.

Cuando mi papá decidió mudarse a Puerto Rico en el 2012, yo apenas estaba entrando en mi adolescencia. No sabía mucho de Puerto Rico, excepto que tenía playas y parecía ser un lugar divertido para vacacionar. No tenía idea de lo mucho que aprendería y apreciaría de la isla en los próximos seis años y medio. Nací y me crié en Kansas, así que nunca hubiese pensado que terminaría enamorándome de un lugar como Puerto Rico. Son lugares tan diferentes, pero Puerto Rico tiene algo que se siente tan familiar y acogedor. La isla es verdaderamente única, y por eso me emociona compartir con ustedes y decirles todo lo que hace que Puerto Rico sea tan especial para mí. 

Lo que amo de Puerto Rico es que es un lugar donde todo el mundo es bienvenido. La fuerza y riqueza de la cultura se refleja en toda la isla, y sus costumbres y tradiciones locales son muy importantes para todos aquí, pero nunca vacilarán en recibirte y dejarte participar de su cultura junto a ellos. Una gran experiencia que viví fue ir a la playa en la Noche de San Juan con mi papá y sus amigos hace unos años. Me asombró la cantidad de personas que estaban en la playa celebrando y recuerdo sentirme acogida por todos. Pude sentir el entusiasmo y la alegría en el aire, y me sentí honrada de poder formar parte de todo. 

Por mi experiencia aquí, puedo decir que los puertorriqueños son de las personas más compasivas, tolerantes y generosas que he conocido en mi vida. Aquí la diversidad se celebra no solo con palabras, sino también, y lo más importante, con acciones. La gente siempre está dispuesta a dar una mano sin importar tu edad, raza, religión u orientación sexual. Esto me parece evidente cada vez que tengo problemas para hablar español, porque siempre están dispuestos a ayudarme y nunca me juzgan si uso alguna palabra incorrecta o pido que me repitan algo. 

Otra de las cosas que amo de Puerto Rico es que cuando estás aquí, eres familia, y los puertorriqueños valoran a su familia sobre todas las cosas. Este aspecto de su cultura es algo que aprecio porque es muy distinto de los Estados Unidos. Las familias aquí son tan unidas y sienten tanto amor y afecto los unos por los otros. Recuerdo la primera vez que vi a una familia saliendo con sus hijos pequeños tarde en la noche. Me sentí confundida porque no esperaba ver a niños pequeños saliendo tan tarde con sus padres en lugar de haberse quedado en casa con la niñera. Fue entonces que alguien me explicó que en Puerto Rico es común que las familias vayan juntas a todas partes, en cualquier momento del día. Los padres siempre llevan a sus hijos consigo y les permiten formar parte de cada aspecto de sus vidas. Me encanta ver a todas las distintas generaciones de una familia salir y disfrutar de las mismas cosas y pasar tiempo juntos. 

Puede que esta característica única sea la base de lo que hace a Puerto Rico distinto de cualquier otro lugar que haya visitado. Es la mezcla perfecta de lo nuevo y lo viejo. La gente, los lugares, la gastronomía y hasta las tradiciones demuestran cómo Puerto Rico celebra su historia, aunque también está en constante cambio y evolución de alguna manera. Hay muchos lugares históricos por toda la isla, pintorescos restaurantes donde se sirven platos tradicionales puertorriqueños y costumbres antiguas que todavía hoy en día se celebran. También podemos encontrar actividades y sitios nuevos e interesante por probar, restaurantes contemporáneos y una vida nocturna divertida y vibrante. 

Hay un poco de todo en Puerto Rico y nunca se acaban las oportunidades de hacer, ver o aprender. Siempre voy a tener un lugar especial en mi corazón para esta isla y toda su gente. Puerto Rico es uno de los secretos mejor guardados del mundo, así que todos los que estén leyendo esto fuera de Puerto Rico: vengan y vívanlo ustedes mismos. Puede que se enamoren de la isla como lo hice yo.

* Mark E. Curry es un empresario, filántropo e inversionista. Fundador de SOL Partners en Puerto Rico en 2012 y en enero de 2017 completó la adquisición de NotiCel. Como Presidente de la Mark E. Curry Family Foundation (mecff.org) invierte en organizaciones que proveen servicios críticos.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN