Opiniones

La indiferencia nos hace difícil escalar, es mejor lo sensible

Conoce lo que piensan los contendores por San Juan

Mucha gente vive envuelta en el quehacer diario sin ajustes de tiempo y reflexión que les ayude a entender que todos o todas alrededor son parte de una comunidad, un pueblo o una ciudad. Son parte de un ecosistema que se nutre del esfuerzo, el recibir y el dar de cada uno de nosotros y nosotras. Es tanto así que, aunque nos demos cuenta todos los días somos recipientes de servicios privados o gubernamentales que pueden o no estar a nuestro alcance. Además, en esa comunidad o espacio donde vivimos nos encontramos con personas que tienen diferentes accesos o ninguno, pero también son objeto del estado de la indiferencia.

Pensemos por un momento cuan diferentes somos y cuanto podemos solicitar que se nos entienda en nuestro entorno familiar. Luego pensemos que esa misma acción de entendimiento con todas sus respuestas se pueden dar en personas a nuestro alrededor como la comunidad, el ambiente laboral, las actividades recreativo/deportivas, entretenimiento y en la realidad de la obtención de servicios. Cuando identificamos esto entonces cambia nuestro estado de indiferencia hacia uno de cuestionamiento entre lo que debe ser un ser humano que en realidad en la cadena de eventos de su vida no recibió las herramientas necesarias, en el espacio específico y en el momento justo para lidiar con sus necesidades básicas. Por otro lado, el razonamiento puede ser el de culpabilidad a ese otro ser humano que es lo que es porque quiere o se lo merece. Yo quiero pensar en el análisis de falta de recursos más que en el "así quiere vivir".

Ante este nuevo reto la prioridad debe ser tener gobiernos sensibles a las necesidades apremiantes del ser humano para tener simplemente una mejor calidad de vida como persona y como ciudad. Antes de pensar en "por qué si" yo prefiero evaluar y actuar con experiencia en lo que debe ser un ofrecimiento de una Ciudad que sea sensible. Un San Juan que como efecto tenga acciones probadas donde el ciudadano sienta la sensibilidad. Yo quiero y voy a ver un San Juan donde la justicia impere, una ciudad que viva en equidad, en donde haya progreso y se viva en un ambiente de paz, seguridad y sana convivencia, en armonía y con mucha alegría. Eso es alcanzar el próximo nivel.  Vamos a devolver la esperanza y la alegría a los sanjuaneros.

Una ciudad sensible con los jóvenes donde ocurra un acercamiento a los niños y jóvenes mediante la implantación de una estrategia especial de seguridad, de calidad de vida juvenil y disponibilidad de recursos profesionales en la comunidad a tiempo. Con el ofrecimiento clases extracurriculares, clases y clubes de actividades deportivas/recreativas, ofrecimientos de música, danza, arte y teatro. Sin que se quedan atrás nunca nuestros jóvenes profesionales donde se le brinde la oportunidad de quedarse en su país, Una ciudad sensible con las mujeres jefas de familia donde ante su dedicación se le ofrezca en cambio una mano amiga, de apoyo y de oportunidades en todos sus renglones. Un San Juan que tenga la oportunidad de educarte, trabajar y asistirte en el cuido de su familia para que todas echen para adelante. Una ciudad sensible a las mujeres que sufren de maltrato, algo ineludible y de prioridad. Trabajaremos con nuestra policía y la comunidad la educación masiva y protección necesaria para combatir sin tregua la violencia machista y la burocracia que causa muertes en este país. Una ciudad sensible e inclusiva con la población de personas de edad avanzada, que hoy enfrentan nuevos y cada vez mayores retos en sus años de jubilación. Por eso propongo implantar una política de inclusión y apoyo a la persona de la tercera edad donde puedan obtener el apoyo y los servicios en todos los niveles. Una ciudad sensible a las personas sin hogar o sin hogarismo (que tienen casa pero no es habitable) formarán parte también de una red de apoyo sensible y proveedora de servicios continuos. Una ciudad que continuara llevando a otro nivel los servicios para la comunidad LGBBTQI y los inmigrantes, personas con impedimentos, enfermos, pobres, clase media y alta.

Una Ciudad es su Gente, sensible a las y los sanjuaneros. Nunca abandonaremos estos sectores, todo lo contrario. Juntos niños y niñas, jóvenes, hombres y mujeres jefas de familia, personas de edad avanzada, personas con impedimentos, personas de la comunidad LGBTTQI, inmigrantes, en fin, TODOS Y TODAS haremos de San Juan una verdadera Ciudad, Sensible y de apoyo a todos las y los sanjuaneros.

*La autora es senadora y candidata a alcaldesa de San Juan por el Partido Popular Democrático. NotiCel abre este espacio para el debate de ideas entre aquellas personas que hayan oficializado su intención de competir electoralmente por la alcaldía de San Juan.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN