Binge

La irreverente historia de un hombre que buscó un tesoro de cocaína en Culebra

En Netflix

La Gran Recesión y la esperanza de un mejor futuro llevaron a un contratista de la Florida a insertarse en una aventura criminal llena de irreverentes y misteriosos personajes que lo trajeron a las costas de Culebra en busca de un tesoro perdido de cocaína con la promesa de hacerse millonario.

The Legend of Cocaine Island, es un documental de Netflix que narra los eventos que llevaron a Rodney Hyden, un hombre de familia común y corriente y empresario víctima de la gran recesión a conectarse con elementos del bajo mundo en busca de un supuesto tesoro perdido enterrado en unos terrenos en la Isla de Culebra.

La historia, cuando se lee la descripción, parecería ser una de ciencia ficción pues trata de un sujeto que escuchó en una actividad entre amigos de una historia sobre un cargamento encontrado en la playa de Culebra y que fue enterrado en una propiedad protegida por el gobierno federal. Si no fuera porque en el 2012, este medio reportó del hallazgo del alegado cargamento de cocaína escondida en Culebra, muy probablemente todavía el que lo vea, no creerá que alguien es tan ignorante como para viajar a Puerto Rico en busca de dicho "tesoro".

Para leer la reseña de NotiCel en 2012 sobre el arresto del "tesoro oculto" en Culebra, pulse aquí.

El comienzo de la trama se remonta a la aparición del cargamento en algún momento entre los 80 y los 90 cuando un científico de nombre Julian Howell que se encontraba junto a su esposa trabajando en un proyecto de preservación de las tortugas, vio un bulto en las playas de Culebra. Cuando se acercó, según narra la historia, contenía un cargamento millonario de cocaína que estaba flotando en el área.
Culebra por su ubicación, ha servido por años como una especie de puerto de transbordo, para traficantes de droga que utilizan el mar y las costa para dejar cargamento de drogas en su ruta de Sudamérica hacia los Estados Unidos y el Caribe.

Howell había contado esta historia a varias personas que no le creían, pero la desesperación económica de Hyden lo motivó a seguirle la pista a la fábula millonaria. Una vez consigue los mapas, el empresario comienza a investigar y viaja en varias ocasiones a Culebra.

El documental realiza afirmaciones, sin arrojar mayor evidencia, de que la Policía de Culebra es corrupta y que cooperaría con esta búsqueda.

Durante su travesía, conoce a dos sujetos que resultaron ser agentes encubiertos federales quienes entonces se aprovechan del envolvimiento y afabilidad del empresario para entramparlo y que los condujera hasta el supuesto tesoro escondido.

Hyden termina siendo acusado de tráfico de drogas en la Florida pero logra obtener una sentencia reducida.

Ahora bien, la historia deja varios cabos sueltos. Cuestiona si en efecto existió o no un cargamento incautado por las autoridades federales. Durante el juicio, el documental apunta que nunca se presentó evidencia de cómo se incautó el cargamento millonario y cómo las autoridades dieron con él.

 De hecho, reportes de la época apuntan a que se habló de que la potencia de la droga y de la manera como estaba empacada, muy probablemente apuntaban a que el cargamento fue plantado por agentes del orden público.

También se cuestiona las actuaciones de los agentes federales encubiertos, específicamente de un piloto que se identificó como puertorriqueño de nombre Carlos, quien dirigió la operación y hasta se cree que motivó a Hyden a la comisión de un delito que muy probablemente no lo pudiera haber llevado a cabo sin la ayuda de los agentes.

El filme está construído desde la perspectiva de Hyden y el contexto que lo llevó a esta aventura criminal. De hecho, es el propio empresario quien reactúa su odisea para Netflix, narrando en primera persona todo lo sucedido.

Adicional, el guión parece estar construido similar a la serie de Narcos, en ese sentido el documental parece más una película de "true crime" que un documental de una historia verídica.

Hyden fue arrestado y se declaró culpable por lo cual enfrenta 20 años en probatoria, 5 años realizando labor comunitaria semanal y estuvo tras las rejas varios meses.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN