Cine

Documental muestra las víctimas de la prohibición de peleas de gallos

Fue exhibido en un restaurante en San Juan

Las verdaderas víctimas de la prohibición de las peleas de gallos en Puerto Rico serán las personas en el campo de la isla que se dedican a criar las aves que consiguientemente terminan en los estadios gallísticos combatiendo.

Así lo establece el documental “Nuestro Gallo Siempre Cantará” elaborado por la comunidad gallística de Puerto Rico para arrojar luz sobre el lado cultural de las peleas de gallo y su trasfondo histórico.

El documental fue producido por Carlos Disdier, Juan Ramón Figueroa y el trovador Julio César Sanabria con el objetivo de mostrar la unión de diferentes sectores de la industria gallística y darle voz a las 27 mil familias que se afectarán como consecuencia de la prohibición. 

Según se expone en el video publicado en la plataforma de Youtube, los criadores de gallos en el campo se exponen a perder su único sustento de vida, en el que gastan dinero para confeccionar las jaulas donde se mantienen los animales y la comida que los sustenta. Estos criadores luego venden el ejemplar entre unos $50 a $75 según se expone en el filme de 25 minutos.

De acuerdo a los catadores en el filme, estos gallos tienen un linaje que se extiende por décadas y es lo que ha purificado la raza del gallo de pelea puertorriqueño, convirtiéndolo en el poderoso animal que se exhibe en las peleas llevada a cabo alrededor de la isla.

No obstante, la ley federal que busca prohibir estos combates alteraría profundamente la dinámica económica y social de estas personas, obligándolos a “matar” sus aves según establecen algunos expertos en el documental.

“Estas personas son las que no tienen alternativas. No van a poder realizar ninguna otra actividad económica. De este animal que crían y se lo venden a otra persona entre $50 a $75, se lo venden a otra persona y con eso pagan el recibo de luz, el recibo de agua. Y estas personas no están siendo consideradas en la ecuación”, estableció el catador Juan Quintero en el documental.

El documental fue exhibido para algunas audiencias en un restaurante del Viejo San Juan.

“Como profesional de la salud estoy muy cerca del dolor humano a diario, siempre he tratado de contribuir a mi país, estamos hablando de más de 27 mil vidas que se afectarán de un solo golpe y esto impactará grandemente al gallero, a su familia, pero también a todos los ciudadanos por el efecto en cadena de esta prohibición”, señaló por su parte el prudutor ejecutivo del documental.

Puede ver el documental completo aquí:

 

 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN