Salutina

¿Qué son los opioides y porque son tan peligrosos?

Salutina te orienta

La Crisis de Opioides es una expresión que se está utilizando para expresar la preocupación que hay por la adicción y muertes causada por el abuso y mal uso de opioides. Y es que se están muriendo 130 personas diariamente en Estados Unidos por sobredosis de opioides; mas de 45,000 en el año. Además, el costo económico es calculado en $78.5 billones anualmente por los costos en servicios de salud, pérdida de productividad, tratamientos para la adicción y gastos en justicia criminal. 

Los opioides, a veces llamados narcóticos,  no es solamente la droga ilegal heroína, sino que incluye medicamentos que son favorables para el alivio del dolor como Percocet®, Oxycontin®, Tramadol y otros como el Fentanilo (Duragesic®), utilizado para el dolor de cáncer. Estos medicamentos opioides son utilizados para calmar el dolor luego de una cirugía, en casos de trauma, pacientes con cáncer y otros. Solo se utilizan por pocos días después de la intervención o trauma, luego se comienzan a reducir los periodos de administrarlos hasta suspender su uso y sustituirlos por otros medicamentos no adictivos o métodos alternos para el control del dolor.

Hay personas a las cuales hay que tener precaución al considerar administrarlos, algunos ejemplos son: los que padecen apnea del sueño, son obesos, tienen ansiedad o depresión, fibromialgia, problemas salud mental o antecedentes de depresión o ansiedad, consumo excesivo de  cigarrillo, previamente han estado en tratamientos de rehabilitación drogas o alcohol o tienen antecedentes familiares de dependencia o adicción. De tener que prescribir un opioide a un paciente con alguna de estas características, debe hacerse con supervisión rigurosa. 

 Lamentablemente, se han utilizado inadecuadamente y han llevado a pacientes a la dependencia y adicción. Dependencia es cuando se sienten los síntomas "de retirada"  al no utilizar el medicamento – esto incluye sudoración, ansiedad, nauseas, aumento de dolor y otros.  

Adicción es cuando la ya persona busca el medicamento compulsivamente hasta obtenerlo – tiene ansiedad y nerviosidad, demanda y hace gestiones para conseguirlo. 

 Los opioides no deben ser utilizados para calmar un dolor crónico. Hubo un tiempo en que se consideraron convenientes para estos pacientes, con el buen propósito de reducir la angustia de un dolor constante. Hay opiniones que expresan que haberlos recetado a mas pacientes, los hizo accesibles a mas personas y esto puede haber contribuido al uso inapropiado de ellos. La falta de precaución en el lugar donde se guardan y el tener medicamentos sobrantes luego que el paciente no los necesita, también ha ayudado a que sean de cómodo acceso.  

Todos debemos unirnos al esfuerzo que están haciendo muchas entidades para crear conciencia sobre este importante tema. Cada quien, en su trabajo y su rutina, puede ayudar a divulgar los mensajes de precaución y vigilancia. Los problemas que afectan a la comunidad, pertenecen a todos y con unidad de voluntad pueden aliviarse y resolverse. 

Los consejos de "Salutina...le orienta" no sustituyen instrucciones de su médico u otro profesional de la salud que conozca su historial de salud.      


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN