Vida

'Papo Christian': una vida entregada a la causa social

Está por cumplir 69 años y narra sus vivencias

Roberto Pérez Santoni, mejor conocido como ‘Papo Christian', está muy cerca de cumplir sus 69 años de vida y muy lejos de pensar en un retiro de su entrega a las causas de los residenciales públicos.

El líder comunitario y filántropo, quien siempre ha vivido enfocado en comunidades marginadas, nació un 30 de noviembre en la barriada El Monte, en Hato Rey, y fue criado desde pequeño por su abuelo en el residencial Manuel A. Pérez.

"Nací con una comadrona, a las 8:30 de la mañana. Nací en la luz, a la vida humana. Nací a la vida humana, viviendo aquí, en el caserío Manuel A. Pérez, cuando tenía tres años y me asomé al balcón y vi un amanecer espléndido", dijo a NotiCel. "El caserío era más pequeño, la laguna San José, las bandadas de garzas entrando y el sol saliendo".

"Hay una teoría oriental que dice que tú escoges la familia en donde vas a nacer. Un día, le pregunté a mi madre por qué no me crió, y cuando me contó el cuento, le dije: ‘Gracias por parirme, gracias por no criarme, porque no me gustaba como estaba criando a mi hermano, gracias por el óvulo'. Y a mi papá, gracias por el espermatozoide, porque ellos fueron el portal que me abrió a la vida. Ellos fueron los que escogí. No importa si me criaron o no. Los escogí a ellos porque tenía que venir a esta vida a aportar", dijo.

Mira a Papo contando su historia:

Recuerda que eran muy pobres, pero había mucha riqueza en aquel apartamento. Rememoró haber tenido una crianza muy dura de parte de su abuelo, pero no se arrepiente de nada. Allí, en medio de tantas vivencias, dijo haber conocido "a Dios, al diablo, el amor, las penas, las alegrías, la libertad, los derechos y la democracia".

Ya más grande, cuando cursaba el octavo grado, conoció a Sócrates, y quedó fascinado con su historia.

"Fue en la escuela que me hablaron de Sócrates y de la cicuta, me metí en la biblioteca a ver qué era, y es un veneno… Me hablaron de cómo murió y cómo se decía que pervertía a la juventud. Pero Sócrates jamás claudicó a lo que creía", dijo en referencia a la muerte del filósofo griego, condenado a morir bebiendo cicuta por haber expresado sus ideas en contra de la creencia en los dioses ancestrales.

‘Papo Christian' aseguró que su cercanía a sus siete décadas de vida no le han hecho pensar en el descanso, pero tampoco se siente especial por el trabajo que hace a diario por las comunidades marginadas.

"Es mi responsabilidad y siento que lo tengo que hacer. He desarrollado mi filosofía propia. Ni siento que he aportado nada, porque hay otros que han aportado más que yo. Yo me siento que soy la zapata de un edificio que no se ve, pero está ahí. Lo estoy haciendo por mí y en memoria de todos lo que lo han hecho por mí. Es responsabilidad de cada ser humano aportar para ser una mejor humanidad. Cuando Dios me juzgue, me preguntará: qué hiciste, qué aprendiste. Eso es lo que aportaste dentro de la humanidad", concluyó.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN