Vida

Lo que deberías hacer si ves un manatí

La interacción humana los puede perjudicar

Aunque los manatíes son animales inofensivos y amigables, son susceptibles a desarrollar hábitos de dependencia que van en contra de su conducta natural en el ambiente, por lo que la interacción entre ellos y nosotros debe limitarse a una de observación y apreciación.

“Queremos que la gente los observe, se los disfrute, pero que los respete no tocándolos, no dándole agua, no dándole comida. Porque ellos necesitan hacer esos comportamientos por su propia cuenta”, indicó a NotiCel el director del Centro para la Conservación de Manatíes de Puerto Rico (CCMPR).

Mignucci explicó que los manatíes son afines con los humanos, por lo que suelen tornarse más dependientes de ellos en la medida que se le faciliten necesidades de comida y agua en lugar de hacerlo por su propia cuenta. En la medida que se tornen más dependientes y recurran a lugares con mayor presencia humana, como las marinas, se exponen a aguas insalubres y potenciales heridas por embarcaciones.

Mira la entrevista con el doctor Mignucci.

“Son hábitats que no son los mejores para ellos y eso sucede cuanto tú los habitúas a darle comida, a darle agua a tocarlo”, sostuvo Mignucci.

Así las cosas, el proceder adecuado cuando uno ve un manatí en su hábitat natural es dejarlo ser y no interactuar con la criatura.  “El respeto es esencial, y eso quiere decir que cuando tú ves un manatí en la costa, en vez de ir y acercarte, tocarlo o darle comida o darle agua tu paras la actividad que estás haciendo y lo observas. Te lo disfrutas observándolo porque ver un animal de 1500 libras al frente tuyo es una cosa increíble, especialmente si esta con su bebe y ves los comportamientos naturales allí. Lo importante es no intervenir”, sostuvo el director del CCMPR.

En cambio, si observas un manatí varado, atado a líneas de pesca o si ves un bebe manatí que nada sin que su madre aparezca, se debe proceder llamado al Departamento de Recursos Naturales (DRNA) al 787-724-5700. “… [E]llos se encargan de ir a verificar el caso y entonces a alertarnos a nosotros si necesitamos intervenir para salvarle la vida”, indicó Mignucci.

El Centro se dedica principalmente al rescate y rehabilitación de manatíes y otras especies marinas varadas o heridos en el mar. También funciona como un foro de investigación de vida marina y un centro educativo, tanto para estudiantes universitarios, estudiantes de primaria y secundaria, turistas y ciudadanos, a través de sus esfuerzos de alcance comunitario.

Esto se manifiesta de distintas maneras, pero la más popular es visitar el propio CCMPR en su sede en la Universidad Interamericana de Bayamón. Allí mantienen cuatro manatíes en rehabilitación, dos de los cual persiguen liberar en enero del próximo año y una cachorra que rescataron a principios de septiembre de Mar Negro en Salinas.

Al año, el Centro recibe alrededor de 10,000 visitantes que llegan y pueden ver el trabajo de los voluntarios con las especies que albergan. “En este Centro lo particular es que como no tenemos problema con que la gente vea nuestro trabajo de primera mano y esté más cerca del trabajo que hacemos nosotros preferimos que las escuelas vengan aquí”, sostuvo Mignucci.

“Nosotros podemos estar trabajando y teniendo visitas a la misma vez y no es como ir a un zoológico o un acuario, es como ir a un centro de rehabilitación y ver el trabajo de primera mano”, añadió el director del CCMPR.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN