Memoria Viva

Memoria Viva: el pionero de la aviación puertorriqueña

La historia de "El Águila de Sábana Grande"

Este año se conmemoran en Puerto Rico los 100 años del primer vuelo de la aviación civil en la Isla a manos de un experimentado piloto que pasó a la historia como el primer cartero aéreo, primer piloto civil boricua y primer puertorriqueño en servir en la Marina como piloto de guerra.

En esta cápsula de Memoria Viva compartimos breves datos sobre la vida y carrera de Félix Rigau Carrera gracias a imágenes y documentos históricos compartidos con NotiCel por la Autoridad de Puertos de Puerto Rico. 

Rigau Carrera nació el 30 de agosto del1894 como el menor de once hijos de Felipe Rigau y María del Carmen Carrera. Felipe era un navegante español con años de experiencia cruzando el Atlántico hasta que se radicó en Sábana Grande, donde Félix pasaba su tiempo jugando a ser piloto y lanzando modelos caseros desde el techo de su casa y el campanario de la Parroquia San Isidro Labrador. 

Mientras cursaba estudios en el hoy Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) donde estudiaba ingeniería mecánica y eléctrica, detonó la Primera Guerra Mundial. Rigau Carrera viajó a Nueva York y se registró voluntariamente en las Fuerzas Armadas, sirviendo como marino del US Navy. Luego fue adscrito a un destacamento de aviación naval.

Para 1919, obtuvo su licencia de piloto y certificado de paracaidista para luego regresar a la isla con la idea de establecerse como aviador civil profesional.

El 25 de agosto de ese mismo año, se convirtió en el primer piloto boricua en volar sobre Puerto Rico, realizando su primer recorrido desde San Juan a Ponce. Su única pasajera, Eva Dimas, fue la primera mujer puertorriqueña en abordar un avión. Poco después, el 11 de septiembre de 1919, sufrió su primer accidente durante la primera exhibición aérea en la historia del municipio de San Germán.

 

 

En una carta a su primera esposa Bertha, Rigau Carrera describió la experiencia con detalle.

"Mi querida Bertha,

Esto es para decirte que ayer fui a San Germán con un pasajero para hacer una exhibición. Pero el campo era pequeño y todas las personas y 200 automóviles estaban allí. Cuando fui a aterrizar, no podía hacerlo sin matar a unos cien. Entonces, perdí toda mi velocidad de vuelo y tuve que aterrizar en un campo de maíz. Con veinte hombres puse la máquina lista nuevamente para volar pero después de estar en el aire (10 pies de altura) descubrí que dos árboles que había dado la orden de ser cortados todavía estaban allí. Hice mi mejor esfuerzo para esquivarlos, pero ya era demasiado tarde.

[...] Bueno, San Germán me dio un cheque de $500 por la exposición y estamos haciendo una colecta de unos mil dólares para ayudarme a comprar otra máquina. Me gustaría comprar un bote volador en lugar de un avión. Así podrías llegar a P.R. en él".

- Félix Rigau Carrera, 12 de septiembre de 1919

En una entrevista con NBC Latino en 2012, la hija del piloto, Carmen Rigau Stanford, dijo: "Mi padre fue venerado en Puerto Rico por su vuelo. La gente celebraba sus aterrizajes con música y fiestas porque representaba a Puerto Rico en el extranjero; [y] él les respondió con viajes en avión". 

Por su destacada carrera, se ganó el apodo "El Águila de Sábana Grande". 

A pesar de su éxito como aviador civil en la isla y la enorme fama que su profesión le trajo, Rigau Carrera optó por regresar a Gloucester, Virginia, donde vivió hasta el día de su muerte. A sus 60 años, el 13 de octubre de 1954, falleció de un infarto tras el paso por ese estado del huracán Hazel, de categoría 4.

"A pesar de que los árboles cayeron por todas partes y los techos fueron arrancados de las casas, la gente usaba sierras de motor para llegar al cementerio y despedirse de mi padre", dijo Stanford a NBC Latino. "Fue amado por la gente de Gloucester y Puerto Rico", reafirmó.

*Nota del editor: Memoria Viva es una iniciativa liderada por el equipo de fotografía de NotiCel con la misión de compartir imágenes u otro contenido gráfico de valor histórico que resalte curiosidades de nuestro pasado y la cultura puertorriqueña; que arroje luz sobre las transformaciones de nuestro país tanto físicas como sociales. Si usted posee fotos, vídeos u otro contenido visual de antigüedad, puede compartirlas a través de los correos electrónicos jcosta@noticel.com o nmontcourt@noticel.com.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN