Memoria Viva

Memoria Viva: la leyenda de la Garita del Diablo

Arrojamos luz al misterio con una imagen del 1903

El infame Fortín del Espigón, garita construida en el 1634 y eje de misterio por cerca de cuatrocientos años, sigue cautivando a innumerables puertorriqueños y turistas que al pasear hoy en día por la Avenida Norzagaray del Viejo San Juan la observan solitaria bajo la sombra del Castillo San Cristóbal. Esta es la historia de la Garita del Diablo. 

Para mantener la Memoria viva, compartimos abajo una imagen tomada en 1903 por la desaparecida Detroit Photographic Co., posiblemente la diapositiva más antigua que existe del lugar y evidencia del precario estado físico en la que estuvo previo a esfuerzos de restauración, el más reciente en 2010. 

- "¡Soldado, alerta!"

- "¡Alerta está!"

La leyenda surgió a eso del siglo 17. Los centinelas se postraban por horas en las garitas que rodean la ciudad amurallada para vigilar ante posibles ataques piratas o de enemigos de la Corona Española.

Como ejercicio para mantenerse despiertos y atentos, gritaban de una garita a otra "¡soldado, alerta!".

"¡Alerta está!", respondía el centinela que lo escuchaba.

Una noche, luchando contra el estruendo de las olas, un camarada llamó a la lejana garita a orillas del Atlántico. Sánchez, asignado a la temida estación, no respondió. Una y otra vez sus compañeros llamaron pero nunca contestó. 

Por miedo, los soldados rehusaron bajar a la garita hasta el amanecer. Al salir el sol, solo encontraron un uniforme militar y un fusil en la garita pero ni rastro de él. Para los centinelas, el diablo se llevó el cuerpo y alma de Sánchez... y no era el primero. 

Bella Dina, Bella Dina
Quiéreme, por Dios, mi cielo,
que la suerte me es indigna
Se tu, niña, mi consuelo!

Hay quienes debaten la historia. Para algunos, Sánchez desertó tras enamorarse de una mujer; amor prohibido por la tía de esta.

"Una noche, mientras todos dormían, Dina salió de la casa y se dirigió a la garita. Sánchez estaba allí tocando su guitarra y notó a Dina. Aquí confiesan su amor mutuo y Dina convence a Sánchez de que se vaya muy lejos con ella y hasta le trajo ropa de civil. Sánchez acepta y nunca se vuelve a saber de ellos", explicó en las redes el Servicio de Parques Nacionales

Por amor o por el Diablo. ¿Con cuál leyenda te identificas más? Comenta.

Además, compartimos otra diapositiva, en esta ocasión proveniente de la Colección de Tarjetas Postales de la Colección Puertorriqueña de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. La fecha exacta de la imagen no pudo ser determinada. 

*Pendientes a nuevas cápsulas de Memora Viva todos los domingos, solo en NotiCel.com


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN