Memoria Viva

Memoria Viva: Los desaparecidos tranvías de San Juan

Tiempos en que funcionó la transportación pública

Hoy una pequeña metrópolis dependiente casi exclusivamente del automóvil, son muchos los puertorriqueños que se preguntan por qué no existen mejores y más eficientes métodos de transporte público que hagan de San Juan y la Zona Metropolitana una caminable y accesible. 

En esta cápsula de Memoria Viva recordamos los antiguos sistemas de tranvía en San Juan, Bayamón, Ponce y Mayagüez con imágenes e información preservada por el historiador de tranvías Allen Morrison y diapositivas suministradas por la Puerto Rico Historic Buildings and Drawings Society y la Biblioteca de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras.

Específicamente, los ensayos de Morrison son completos y muy detallados y, al menos sobre los tranvías en San Juan, provee traducción al español. Según el historiador, el primer tren operacional en San Juan fue el Tranvía de Ubarri.

Su línea recorría 7 millas con locomotoras impulsadas por vapor. Esta línea pasó a llamarse el Tranvía de la Capital. La ruta iba desde Viejo San Juan hasta Río Piedras a lo largo de la Avenida Ponce De León. Lamentablemente, de este primer tranvía se teme no existen fotografías.

El segundo tranvía de lo que hoy llamamos la Zona Metropolitana fue la Línea Férrea del Oeste. Esta corta línea entró en operación en 1883 gracias a una locomotora construida el año anterior por la Black, Hawthorn & Co. en Inglaterra. Recorría 4 millas y hacía paradas entre Cataño y Bayamón.

"Las dos líneas de vapor de San Juan corrían a lo largo de caminos para carrozas, y eran llamados tranvías, pero deberían ser llamados ferrocarriles urbanos. San Juan nunca tuvo tranvías a tracción animal en sus calles", aclara Morrison en el ensayo.

Abajo una foto de la Línea Férrea del Oeste: 

Aunque el más extenso, el Tranvía de la Capital no fue el primero en operar.

Mayagüez fue pionero en instalar este método de transportación colectiva al inaugurar su tranvía tirado por caballos en 1875 con una ruta a lo largo de la Calle Méndez Vigo y fue el primer vehículo sobre rieles de cualquier tipo en Puerto Rico. Otras dos líneas iniciaron operación en Mayagüez entre 1875 y 1926.

Abajo una foto de un tranvía en la Calle Méndez Vigo en Mayagüez: 

En Ponce también hubo un sistema de tranvía que inició operaciones en 1902 y pudo haber sido el único tranvía del mundo con vagones abiertos de cuatro ejes. Pueden encontrar aquí los ensayos de Morrison sobre los tranvías de Mayagüez y Ponce pero para efectos de este reportaje, nos enfocaremos en las líneas de San Juan. 

Abajo uno de los vagones ponceños antes de ser enviado a Puerto Rico desde Nueva York:

En el año 1900, explica Morrison, una empresa canadiense llamada la San Juan Light & Transit Co. compró la línea de San Juan a Río Piedras y ordenó 17 tranvías eléctricos a los Estados Unidos. De estos, diez carros los produjo  la American Car Co. de St. Louis y siete fueron elaborados por la John Stephenson Co. de Nueva York.

Para electrificar la misma ruta y cambiar los rieles por unos de mayor anchura, eliminaron los vagones propulsados por vapor y trajeron una empresa extranjera para tirar los cables y los rieles. El día de año nuevo de 1901 inauguraron la nueva línea eléctrica al público.

Abajo una foto de los carros de la American Car Co. viajando por la calle San José, frente a lo que hoy es el Departamento de Estado. Obsérvese el cable eléctrico, electrificando el vagón mediante una larga vara que se extiende del techo del vehículo:

Las paradas de tranvía a lo largo de la Avenida Ponce de León fueron enumeradas desde la Parada 1 en Viejo San Juan hasta la Parada. 40 en Río Piedras. Hoy día, sobre 100 años después, áreas de Santurce se conocen por la parada del desaparecido tranvía, sobretodo la reconocida Parada 18. 

En 1906 la San Juan Light and Transit fue comprada por la Porto Rico Railways Co., quienes en 1907 formaron otra filial, la Caguas Tramway, y ordenaron la construcción de una ruta de 17 millas que uniría a Río Piedras con Caguas. Sin embargo, estos planes no prosperaron. En cambio, en 1907 abrió el ferrocarril de vapor en la misma ruta. 

Según explica Morrison, en el año 1911 la PRR Co. "construyó una nueva línea en Condado, la que conectaba con la línea Parque y formaba un gran circuito. La vía era de tipo simple, pero tenía desvíos en cada extremo del circuito de manera que los tranvías pudieran girar alrededor de ellos en ambas direcciones. Esta nueva vía completó el sistema de tranvías de San Juan. Nunca más se expandió". 

En 1928, Puerto Rico fue devastado por el huracán San Felipe y con él, quedaron inservibles la línea de vapor a Caguas y la Línea Férrea del Oeste entre Cataño y Bayamón. También, la línea de San Juan perdió muchos vagones en la tormenta, sobreviviendo solo 11 de los 42 vagones que en un momento estuvieron en servicio. Esto dio paso al uso más habitual de los autobuses. 

El 20 de julio de 1942 la compañía operadora del tranvía fue nacionalizada y pasó a manos de la Autoridad de Fuentes Fluviales, quienes finalizaron el servicio la noche del lunes 30 de septiembre de 1946, poniendo fin a una era del transporte colectivo en Puerto Rico.

Si le interesa leer en mayor detalle sobre la historia del tranvía en San Juan, lea aquí el ensayo de Morrison. A continuación, una galería de fotos rescatados por Morrison durante su investigación. 

Nota del editor: Memoria Viva es una iniciativa liderada por el equipo de fotografía de NotiCel con la misión de compartir imágenes u otro contenido gráfico de valor histórico que resalte curiosidades de nuestro pasado y la cultura puertorriqueña; que arroje luz sobre las transformaciones de nuestro país tanto físicas como sociales. Si usted posee fotos, vídeos u otro contenido visual de antigüedad, o desea comunicarse con nosotros, puede hacerlo a través de los siguientes correos electrónicos: jcosta@noticel.com.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN