Memoria Viva

Memoria Viva: un experimento nuclear llamado BONUS

El primer reactor en operar en la América Latina

En tiempos post Chernobyl y Fukushima reina el escepticismo sobre todo lo relacionado a la energía nuclear a pesar de ser hoy día una tecnología confiable, eficiente y diametralmente más avanzada que en la década del 60 cuando Puerto Rico, en unión con los Estados Unidos, probó la viabilidad de producirla en la Isla. 

En esta cápsula de Memoria Viva contamos la historia del reconocido domo azul en Rincón conocido como BONUS, experimento nuclear para probar la viabilidad de un nuevo diseño de reactor nuclear, mediante imágenes capturadas por el desaparecido periódico El Mundo y documentos provistos por el Departamento de Energía y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La construcción del reactor nuclear BONUS inició en el 1960 en la parte más occidental de Puerto Rico, Punta Higuera en Rincón, como proyecto investigativo en conjunto entre la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos y la Autoridad de Fuentes Pluviales de Puerto Rico.

 

La facilidad ocupa un terreno de dos hectáreas rodeadas por otras 55, propiedad de la AEE, que sirve como ''buffer zone'' entre la población y la planta. Existen numerosas teorías sobre las razones para haber establecido el reactor en Rincón, la más popular siendo la necesidad que había de suplir energía eléctrica a la base militar Ramey en Aguadilla en tiempos de la Guerra Fría.  

La realidad es que BONUS era un experimento científico propulsado por el interés de los Estados Unidos en probar el concepto conocido como "sobrecalentador nuclear en ebullición". Precaución ante el desarrollo de nueva tecnología sumado al hecho de que los vientos en Puerto Rico mayormente soplan del Este dan sentido al por qué se escogió Rincón.

Y de ahí su nombre: BOiling NUclear Superheater (BONUS). 

Según documentos del Departamento de Energía de los Estados Unidos, ente federal regulador de los reactores nucleares, BONUS fue desarrollado como un prototipo para investigar la viabilidad tanto técnica como económica del concepto de sobrecalentamiento de las calderas.

Este reactor nuclear a pequeña escala produjo vapor saturado en la parte central del núcleo del reactor, lo recalentó en cuatro secciones circundantes del "sobrecalentador" del mismo núcleo, y luego utilizó el vapor sobrecalentado en un circuito directo para impulsar un generador de turbina". 

- Departamento de Energía de EE.UU. (2017)

Fue uno de solo dos reactores de este tipo en los Estados Unidos que permitieron evaluar las principales características del concepto de un sobrecalentador nuclear sin tener que invertir en altos costos de construcción y operacionales asociados con las plantas nucleares. 

El domo consiste de tres niveles: el sótano, el nivel principal y un mezzanine. Hay dos entradas en el nivel, al Sur y al Norte del domo. Las dos están equipadas con cerraduras herméticas entre dos enormes puertas de acero. Una tercera entrada de carga en el sótano fue sellada durante el proceso de decomisión. 

El 13 de abril de 1964 se registró la primera reacción nuclear controlada en el reactor BONUS. El 15 de agosto de 1964, a las 11:30 de la mañana, inició operaciones el reactor nuclear "súper calentando" agua sustraída del océano para rotar el generador. En septiembre de 1965, llegó a producir 50 megavatios de energía. 

Sin embargo, debido a "dificultades técnicas" en el reactor que requerían modificaciones muy costosas, la Autoridad de Fuentes Pluviales optó cesar operaciones en junio del 68 y decomisó la planta entre los años 1969 y 70.

Al día de hoy, la AEE es dueña de la tierra, los edificios y mejoras realizadas mientras que el Departamento de Energía es el dueño y custodio de los materiales radioactivos que permanecen en el interior. Ambos, tras un acuerdo entre las agencias, son responsables por el mantenimiento a largo plazo de la facilidad. 

Durante el desmantelamiento, todos los materiales nucleares (combustible) y ciertos componentes altamente radioactivos se retiraron (a EE.UU.), todos los sistemas de tuberías se lavaron, el recipiente del reactor y los componentes internos dentro del escudo biológico (domo) se sepultaron en concreto, y los sistemas externos al entierro fueron descontaminados. Muchos materiales contaminados se colocaron en la sala de bombas de circulación principal debajo del recipiente a presión y se sepultaron en el concreto".

- Departamento de Energía de EE.UU. (2017)

El nivel principal de la planta y donde ubica la turbina eléctrica pasó a ser un museo que recuente la historia de BONUS y el desarrollo de la energía eléctrica nuclear. No obstante, debido a la naturaleza de la facilidad y los niveles de radiación que aún existen (el sótano está sellado precisamente por esa razón), hay que pedir permiso previo a la AEE para acceder a la planta. 

¿Favorecerías la construcción de una nueva planta nuclear en Puerto Rico? Comenta abajo.

A continuación una fotogalería que detalla varias etapas de la construcción del reactor que hoy yace durmiente bajo el domo de concreto teñido de azul: 

*Nota del editor: Memoria Viva es una iniciativa liderada por el equipo de fotografía de NotiCel con la misión de compartir imágenes u otro contenido gráfico de valor histórico que resalte curiosidades de nuestro pasado y la cultura puertorriqueña; que arroje luz sobre las transformaciones de nuestro país tanto físicas como sociales. Si usted posee fotos, vídeos u otro contenido visual de antigüedad, puede compartirlas a través de los siguientes correos electrónicos: jcosta@noticel.com o nmontcourt@noticel.com.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN