Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
Policíacas

Arranca la vigésima campaña de no más balas al aire

En el 2022 se reportaron tres heridos de bala durante la despedida de año. La última muerte registrada fue en el 2011 cuando perdió la vida Carla Michelle Negrón Vélez.

Vigésima campaña contra los disparos al aire en la temporada de navidad
Foto: Suministrada

Con el lema “Por la paz, la humanidad y la vida, no me quites la vida con una bala perdida”, dio inicio la vigésima cruzada nacional contra los disparos al aire liderada por su portavoz Roberto “Papo” Christian Santoni, líder comunitario del residencial Manuel A Pérez en San Juan.

La caravana y campaña surgió en el 2004 tras un incremento en aquel entonces en los incidentes con heridos de bala en la despedida de año por causa de una bala perdida. Desde su inicio se han reportado dos muertes en Puerto Rico, siendo Carla Michelle Negrón Vélez la última víctima en el 2011.

“Veinte años de luchas comunitarias interrumpidas, levantando la voz, la conciencia y el corazón del pueblo de Puerto Rico por la paz, contra los disparos al aire. En los pasados años, desde el 2004, en el caserío público Manuel A. Pérez, en las despedidas de año no se ha escuchado un solo tiro al aire. Las balas perdidas, disparadas por personas irresponsables sin conciencia, ni respeto a la vida, bajaban como lluvia de muerte con el signo del dolor, el sufrimiento y la desgracia, hiriendo y asesinando a seres humanos inocentes”, expresó “Papo” Christian en conferencia de prensa.

Historia relacionada: La Policía y alcaldesa de Loíza hacen llamado para una despedida de año sin balas al aire

“¡Queremos un herido menos, una muerte menos, por no más balas perdidas en Navidad, en despedida de año y durante todo el año! ¡Esto es un gran logro humano y comunitario!”, continuó.

Para el 2003 se registraron 22 heridos de balas. A través de los años los heridos mermaron entre dos a cuatro. Para el año pasado, fueron tres los afectados.

La caravana que impactará a múltiples comunidades, será este próximo viernes, 1 de diciembre a partir de las 8:00 a.m. saliendo del residencial Manuel A Pérez en conjunto del Negociado de la Policía y el municipio de San Juan.

Se impactarán comunidades de Santurce, Miramar, Barrio Obrero, Las Monjas, la parada 24 y 26, la comunidad de Floral Park y el Hospital Auxilio Mutuo.

También visitarán los residenciales de Puerta de Tierra, Falansterio y San Antonio.

Esta nueva campaña también integró una canción escrita y cantada por el joven cantante, Alwin Vázquez del residencial Luis Llorens Torres para continuar uniendo esfuerzos y difundir el mensaje de diferentes maneras.

El próximo 15 de diciembre, la Administración de Vivienda Pública también llevará una caravana a los pueblos de Toa Baja, Bayamón y Cataño con la iniciativa. Así como también el 19 de diciembre que visitarán los pueblos de Guayama, Arroyo y Patillas.

Historia relacionada: Abogado explica las consecuencias legales por disparar al aire

“Una vez más, nos unimos al reclamo que nace desde las comunidades de vivienda pública de crear conciencia del peligro de los disparos al aire y de la necesidad que todos tenemos de vivir en paz y disfrutar de las navidades sin que se repita una tragedia más a raíz de esta práctica”, expresó el administrador de Vivienda Pública, Alejandro Salgado Colón.

“Es importante continuar llevando este mensaje para que Puerto Rico no vuelva a sufrir la pérdida de una vida a consecuencia de una bala perdida. Este reclamo, debe replicarse no solo en los residenciales públicos, este es un mensaje que tiene que ser escuchado en todo Puerto Rico”, continuó.

Al finalizar la conferencia de prensa, se le realizó un reconocimiento a “Papo” Christian por su labor en estos 20 años consecutivos.

Las penalidades en la Ley de armas en Puerto Rico

La Ley 44 del 11 de septiembre del 2000 dispone que se incurrirá en un delito grave, cualquier persona que voluntariamente dispare cualquier arma en un lugar público que pueda ocasionarle daño alguna persona. Se expone a una pena de reclusión por un término fijo de cinco años hasta un máximo de 10 años.

Por otra parte, la Ley 141- 2013 establece que toda persona que permita que en su residencia se dispare al aire y no lo reporte, se expone a una multa de $5,000.

“En estos pasados 20 años, unidos como un solo pueblo, hemos logrado concienciar al país y a todos sus componentes sociales del gran peligro que representa disparar balas al aire y lo hemos logrado”, concluyó “Papo” Christian.

Historia relacionada: Arranca nueva campaña en contra de los disparos al aire en Navidad