Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
Gobierno

Demandan al DRNA por el manejo de programa ecuestre

La compañía L & R Equestrian Management aseguró que había iniciado el proceso de renovación de contrato desde mayo, la agencia decidió otorgar un convenio nuevo a otra compañía.

El Bosque Ecuestre en el Parque Monagas en Bayamón
Foto: Suministrada

La compañía L & R Equestrian Management ha demandado al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) por retirar su contrato de arrendamiento en el Bosque Ecuestre en el Parque Nacional Julio Enrique Monagas en Bayamón sin justificación, otorgando inmediatamente el espacio a la Asociación de Padres Ecuestres Monagas.

L & R Equestrian Management brindaba servicios de terapias y monta de caballos en el parque.

La vista judicial será este próximo lunes, 4 de diciembre, en el Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, aunque la parte demandante solicitó sin éxito que la vista pase al Tribunal de Primera Instancia de San Juan debido a que el contrato establece que cualquier disputa sobre su contenido sería atendido en dicho tribunal.

"Yo les tengo una demanda que se verá este lunes porque no sé que pasará con nosotros", expresó a NotiCel Israel López Dávila, administrador y dueño de L & R Equestrian Management.

"El contrato se vencía el 27 de noviembre, pero tenemos a este grupo que se metió por debajo de nuestro contrato, tanto así que el DRNA le dio el contrato ahora a ellos sin ningún problema. Firmaron el pasado 22 de noviembre su contrato mientras que Recursos Naturales no nos dio ni una reunión. No nos han querido atender. Todo por debajo de la mesa, por palas políticas.. Esto es corrupción!, continuó.

Historia relacionada: Secretaria del DRNA se ausenta de otra reunión con organizaciones ambientales

Desde mayo, según López Dávila, él había comenzado a realizar los trámites para renovar el contrato.

"Como al mes de comenzar el proceso de renovación empezaron a surgir ciertos problemas con estas personas que le están dando el contrato. Ellos se encargaron de sacarnos. Esa era su meta", resaltó.

"Esta gente se pasa provocando y amenazando. Hace unos días llegaron a romper la cerradura porque ellos son los dueños ahora. La gente no tiene idea de todo lo que estamos pasando con ellos", destacó desesperado.

La secretaria del DRNA, Anaís Rodríguez, reaccionó a los reclamos asegurando que la decisión se tomó conforme a la ley.

“El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales determinó concluir la relación contractual con el arrendatario L&R Equestrian, quienes administraban el Bosque Ecuestre ubicado en el Parque Monagas en Bayamón, debido a irregularidades en el manejo del centro y por incumplimiento con el pago del canon de arrendamiento por espacio de casi tres años, lo cual contraviene con las condiciones estipuladas mediante contrato. El procedimiento se realizó siguiendo el debido proceso de ley", expresó en declaraciones escritas a NotiCel.

"No obstante, hemos logrado un nuevo acuerdo con la NGO (Organización No Gubernamental, por sus siglas en inglés) Asociación de Padres Ecuestres Monagas, para la administración de las instalaciones del Parque Ecuestre, asegurando la calidad y continuidad de los servicios para el beneficio de la comunidad", puntualizó Rodríguez.

Historia relacionada: DRNA tiene querellas sin atender desde el 2020

Sin embargo, López Dávila reclamó que la falta de energía eléctrica en las instalaciones desde hace tres años fue lo que no les permitió cumplir con los pagos requeridos de arrendamiento.

"Llevamos tres años sin energía eléctrica, una total irresponsabilidad, por un cable que les toca arreglar y no han querido arreglarlo. Estamos a planta y diesel. El exsecretario del DRNA Rafael Machargo Maldonado quedó en un acuerdo con nosotros de que lo que gastáramos en planta, diesel y mantenimiento se iba a descontar del arrendamiento hasta que llegara la energía eléctrica devuelta. La secretaria no quiso aceptar eso y simplemente nos envió una carta que nos iban a cancelar el contrato", indicó.

López Dávila aseguró que su compañía atendía aproximadamente 200 niños al mes, estudiantes que se verán afectados por el cambio de administración y de instructores.

"Yo solo pido que las cosas se hagan con los debidos procesos de ley porque nunca nos dieron la oportunidad para expresarnos, ni para decirnos esto en una reunión con ellos", concluyó.

Historia relacionada: Faltos de técnicos el DRNA para fiscalizar los crímenes ambientales