Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
La Calle

Siguen pendiente varios casos de ahogamiento de menores en piscinas

Entre estos, el caso de una pareja de abuelos de Gurabo que han estado involucrados dos veces en este tipo de tragedia.

Uno de los casos más estremecedores recientes ocurrió el 11 de enero en la urbanización Santa Bárbara, de Gurabo, cuando la niña Amira Narea Jiménez perdió la vida ahogada en una piscina ubicada en la residencia de sus abuelos.
Foto: Archivo/NotiCel

La tragedia más reciente de ahogamiento en una piscina residencial, esta vez el caso de un bebé de dos años que perdió la vida en la urbanización Villas de Loíza pone sobre el relieve tanto la tragedia producto de la posible negligencia como la cantidad de casos pendientes de una resolución por parte de las autoridades.

El incidente de Villas de Loíza, una urbanización en Canóvanas, ocurrió el miércoles, cuando el padre alegó ante las autoridades que se quedó dormido y que, en ese momento, su hijo tuvo acceso a una piscina con el desenlace ya conocido.

Historia relacionada: Bebé de 2 años muere ahogado en piscina

Joan Hernández, directora de comunicación del Departamento de Justicia, indicó que la pesquisa apenas comienza. El Departamento de la Familia también entró en el caso.

Uno de los casos más estremecedores recientes ocurrió el 11 de enero en la urbanización Santa Bárbara, de Gurabo, cuando la niña Amira Narea Jiménez perdió la vida ahogada en una piscina ubicada en la residencia de sus abuelos.

El 13 de abril del 2012, otra nieta infante de Agneris Santiago Torres y su esposo, Erick Jiménez Figueroa, también murió ahogada en la misma piscina.

Historia relacionada: Bebé de año y medio muere ahogada en piscina

Este caso sigue bajo investigación de las autoridades y NotiCel sostuvo que se están examinando similitudes entre ambos casos.

“En el caso de Gurabo falta una reunión que se va a dar la semana que viene entre el equipo investigador, entiéndase policía y fiscalía con la patóloga que atiende el caso para concluir”, indicó Hernández al precisar que todavía falta porque se concluya en el ICF con varias pruebas periciales requeridas en el caso .

El ICF, a través de una portavoz, indicó que la patóloga Rosa Rodríguez participará en ese encuentro.

Convicción en casos de Aguada y Patillas

Este pasado miércoles se declaró culpable Jenniska Mary Ramírez González, de 32 años, quien fue acusada por cargos de maltrato de menores, modalidad de negligencia, y homicidio involuntario, en conexión con la muerte por ahogamiento en una piscina de su hija de año y medio, Mikeily Lía Cordero Ramírez. El incidente ocurrió en una residencia de alquiler a corto plazo, conocida como finca Nicanor Medina, ubicada en Aguada, el 9 de septiembre.

La lectura de sentencia está pautada para el 31 de mayo.

Historia relacionada: Niño muere al ahogarse en piscina de una residencia en Canóvanas

También se declaró culpable Christine Rivera Santiago. El pasado 28 de septiembre se encontró causa por negligencia y homicidio negligente contra la mujer, madre de un menor de cuatro años que murió ahogado en una piscina el pasado 16 de julio en Patillas.

Según la pesquisa, la mujer y su hijo acudieron a un quinceañero en un local con piscina en Patillas. El menor, junto a su madre, disfrutó de la fiesta y permanecieron en la piscina hasta pasada la medianoche.

Supuestamente la imputada actuó negligentemente cuando permitió que su hijo permaneciera jugando en una piscina en horas de la madrugada y sin la debida supervisión, lo que provocó su muerte mediante ahogamiento.

Un tercer caso no ha producido cargos criminales. Se trata de la muerte de Xionelys Cloé Rivera Pérez, encontrada flotando el 30 de julio al final del callejón Girasol de la barriada Cantera, en Santurce.

La muerte de la infante ocurrió en circunstancias poco detalladas. El cuerpo fue encontrado por un vecino que estaba en la laguna probando una lancha.