Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
Memoria Viva

Memoria Viva: Aquel bastión en La Perla que luchó contra la tuberculosis

El coronavirus no es la única pandemia que ha matado boricuas en la Isla.

El Hospital de Tuberculosis de La Perla. (Suministrada / Original de Atilio Moscioni c.1920)
Foto: Suministrada

Aislados de la ciudad amurallada ante una población temerosa; solos esperando la muerte mientras salubristas hacían lo posible por mejorar el panorama. Esta es la historia del pequeño bastión que luchó contra una contagiosa enfermedad de alcance mundial y que no tenía cura.

En esta cápsula de Memoria Viva recordamos el antiguo Hospital de Tuberculosis en la barriada La Perla del Viejo San Juan, donde a principios del Siglo 20 cientos de personas recibieron atención médica.

Se estima que el Hospital se fundó tras la invasión norteamericana en 1898, pero no encontramos una fecha precisa. Según el reconocido historiador de la Puerto Rico Historic Building Society, Andy Rivera, hay dos versiones sobre la construcción del hospital.

"La primera fue en 1902 y la segunda, que en realidad fue una expansión, fue del 1912 al 1914. Pero ya al hospital lo sacaron para los años 30", explicó Rivera a Memoria Viva.

La Perla, por su ubicación entre las murallas y el mar, es particularmente susceptible a los huracanes. Con el tiempo y la disponibilidad de nuevas y más modernas facilidades médicas en la Isla, se tornó insostenible la operación.

Más Memoria Viva: El Cementerio María Magdalena De Pazzi

Su posición también mantenía las instalaciones, compuestas por 16 casas más el hospital, físicamente separada de la vieja ciudad, costumbre para los hospitales españoles. Igualmente, su cercanía al Cementerio Santa María Magdalena de Pazzi facilitaba la transportación de los fallecidos al campo santo, minimizando el riesgo de contagios.

Lamentablemente solo encontramos una foto del hospital, hecha por el fotógrafo Atilio Moscioni cercano al año 1920.

Sin embargo, durante la investigación de Memoria Viva encontramos un informe hecho para Casa Blanca y el Congreso de los Estados Unidos de el año 1931 por el entonces gobernador Theodore Roosevelt que arroja luz sobre qué sucedió con los pacientes.

Dicho informe es uno que el Gobernador de turno, previo a la creación del Estado Libre Asociado, debía realizar al Congreso y el Presidente sobre el estado de situación de la Isla. Roosevelt explica en la página 65 los detalles del "Negociado de Control de Tuberculosis, Trabajo Social y Educación en Salud", dependencia que tenía a su cargo manejar los contagios.

  • Muertes puertorriqueñas por cada 100 mil habitantes:
  • 1926: 248.7
  • 1927 - 252.6
  • 1928 - 261.3
  • 1929 - 301.4
  • 1930 - 263.2

Al final del año fiscal 1929-30, habían 394 camas en Puerto Rico, incluyendo las disponibles en instituciones privadas. Al final del año fiscal 1930-31, habían 572 camas tras la apertura de nuevos pabellones en varias partes del país. La iniciativa también vio la formación de nuevos comités en varios pueblos de la Isla y la unión de estos en una asociación general, La Asociación Antituberculosa.

Según Roosevelt, "cuando el pabellón de San Juan fue abierto, los pacientes de La Perla, el viejo Hospital de Tuberculosis de San Juan, fueron transferidos. Esto trajo consigo la admisión de un numero grande de casos avanzados de tuberculosis y un aumento correspondiente en la tasa de mortalidad. Por ende, este año fueron 138, 58 muertes más que el año pasado".

Más Memoria Viva: La Perla que enamoró a Jack Delano

"Pero acuérdate, ¿quién le daba servicios a ese hospital que nadie quería? Los mismos que vivían ahí (en La Perla). O sea, la gente rindieron servicio al hospital se asentaron allí. Después el hospital se va de ahí y La Perla se queda en pleno desarrollo", agregó el historiador.

En síntesis, el Hospital de Tuberculosis no solo mantuvo segura a la población sino que fue importante pieza en la formación de La Perla que conocemos hoy día.

*Nota del editor: Memoria Viva es una iniciativa liderada por el equipo de fotografía de NotiCel con la misión de compartir imágenes u otro contenido gráfico de valor histórico; que resalte curiosidades de nuestro pasado y la cultura puertorriqueña; que arroje luz sobre las transformaciones de nuestro país tanto físicas como sociales. Si usted posee fotos, vídeos u otro contenido visual de antigüedad, o desea comunicarse con nosotros, puede hacerlo a jcosta@noticel.com.