Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
Vida

Miss Puerto Rico 1996 se declara libre de cáncer

En junio pasado, la exreina de belleza inició un tratamiento de yodo radiactivo en Tampa, Florida, que resultó ser favorable para su cuerpo.

A siete meses de haber recibido su primer diagnóstico de cáncer de tiroides, la ex Miss Puerto Rico 1996, María del Rocío Arroyo, se declaró libre de la enfermedad.

La noticia surgió luego de haber iniciado en junio pasado, su tratamiento de yodo radioactivo en Moffitt Cancer Center en Tampa, Florida.

“Recibí el diagnóstico negativo el 28 de mayo. No tenía ningún tipo de marcador de cáncer en mi sistema”, contó Arroyo a NotiCel.

Aunque la exreina de belleza se había realizado una prueba de tiroides de sangre, dicho examen nunca fue un indicativo de la presencia de cáncer. En diciembre del 2023, un sonograma de cuello fue el que reveló el diagnóstico positivo.

“Nunca perdí la fe, siempre pensé que me iba a curar. Todos pensaron que el proceso sería más difícil, pero Dios me lo hizo más fácil”, agregó.

En febrero, Arroyo ya se había sometido a una cirugía para remover su tiroides. En dicho procedimiento, los médicos descubrieron que la ex Miss Puerto Rico tenía dos tipos de cáncer, uno menos agresivo conocido como papillary thyroid carcinoma, que afecta el lado izquierdo de la tiroides, y uno agresivo conocido como hürthle cancer cell en el lado derecho.

Con el cáncer regado en su cuello y en la parte superior del pecho, Arroyo comenzó a educarse sobre la enfermedad mientras los médicos discutían su tratamiento. Allí descubrió que no se conoce mucho sobre el cáncer de tiroides.

“Me dijeron: 'Tranquila, que te dio el cáncer bueno', cuando el cáncer no es bueno en ningún lado. Las personas piensan que el cáncer de tiroides no es agresivo, pero yo estoy educando sobre que hay personas como sí sufren un cáncer de tiroides agresivo”, relató Arroyo.

El cáncer llegó a impactar cuatro nódulos linfáticos de su cuello, mientras que la parte más intensa de la enfermedad se seguía desarrollando en su tráquea.

No obstante, gracias a un tratamiento de yodo radiactivo que la beldad inició el mes pasado, su cuerpo comenzó a sentirse mejor.

“Se trata de una pastilla que comienza a viajar por el cuerpo. Para el cáncer, el yodo es como el azúcar. Esa cápsula es atrapada y las células cancerígenas comienzan a quemarse”, explicó Arroyo.

Ya libre de cáncer, la exreina recuerda los últimos meses como una montaña rusa.

“Recibir la noticia de 'cancer free' fue como si me hubiese acostado a dormir hoy y mañana fuese otra persona. Así lo veo y así lo siento. Ya no me siento mal”, respondió.

¿Lo primero que piensa hacer? Lanzar un libro sobre su experiencia con el cáncer de tiroides.

“He estado escribiendo en todo este proceso para desahogarme. Quiero establecer mi testimonio en un libro, para que las personas sepan que el cáncer debe detectarse a tiempo”, puntualizó la sobreviviente.

“Luego de escribir ese libro, voy a darme un viaje. Quiero viajar”, añadió emocionada.

Arroyo entiende que su testimonio de vida ayudará a otros pacientes de cáncer a mantenerse positivos, enfrentando el proceso con seguridad y manejando sus emociones, así como lo hizo ella.

Ahora espera culminar el pago de su tratamiento, para el que sigue pidiendo ayuda monetaria. Las personas interesadas en donar aún pueden hacerlo directamente, por ATH Móvil, al (787) 500-4036.

Bachillerato en Artes en Comunicación con concentración en Información y Periodismo de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras- Clase 2024