Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
La Calle

Anuncian protocolo en salas de emergencia para tratamiento contra los opioides

Ya 18 hospitales en Puerto Rico han incluido las guías de tratamiento en sus salas de emergencias.

Grupo de colaboradores para NeoMed Center
Foto: Juan R. Costa

El centro de salud primaria NeoMed Center, junto a un grupo de colaboradores y expertos en materia de opioides, anunciaron el desarrollo de un protocolo para el inicio de tratamiento de buprenorfina dirigido a personas con trastornos por consumo de opioide en todas las salas y unidades de emergencia en Puerto Rico.

El protocolo ha sido confeccionado en cumplimiento de la Orden Administrativa 557 del Departamento de Salud.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), define los opioides como medicamentos recetados “para tratamiento de dolor moderado a intenso…” como lo son la morfina y la metadona.

El fentanilo y la heroína también son opioides que están siendo distribuidos ilegalmente de manera acelerada en Estados Unidos y Puerto Rico.

Mientras que, la buprenorfina “es un fármaco aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar el trastorno por consumo de opioides y aliviar dolores intensos. En el tratamiento del trastorno por consumo de opioides, la buprenorfina actúa activando parcialmente los receptores opioides en el cerebro, lo que puede ayudar a reducir el deseo intenso de consumir opioides, los síntomas de abstinencia y el consumo general de otros opioides”, define la National Institute on Drug Abuse (NIH).

Historia relacionada: ASSMCA entrega sobre 17,000 kits en lucha contra opioides

Por eso, la buprenorfina continúa siendo uno de los tratamientos de primera línea ante la crisis de opioides en Puerto Rico, según NeoMed Center.

“Pusimos a disposición de los proveedores y administradores de centros de salud, salas de emergencia y hospitales, este protocolo fundamentado en nuestras experiencias, implementando el tratamiento de buprenofina en las salas de emergencias de NeoMed. Al contar con un protocolo de acceso público, las salas de emergencias pueden enfocarse en desarrollar las competencias necesarias para la implementación de esta práctica avanzada. Estoy convencida que salvará muchas vidas”, expresó la doctora Rosa Castro Avila, directora ejecutiva de NeoMed Center.

La Orden administrativa 577 del Departamento de Salud establece que toda facilidad de emergencia y urgencia, debe adoptar un protocolo para ofrecer servicios y tratamientos a personas con trastornos relacionados al consumo de opioides.

“El Instituto de Ciencias Forense (ICF) nos ha reportado desde enero hasta septiembre de este año, 227 muertes relacionadas a sobredosis y de estas, en el 90% hubo presencia de Fentanilo. Para el 2020 ya teníamos más de 560 muertes registradas. No debemos normalizar que personas sigan muriendo por sobredosis. Este esfuerzo va dirigido hacia eso, a cómo podemos prevenir todo esto…”, resaltó Eduardo Zavala, director del programa de opioides del Departamento de Salud.

En el año 2021, NeoMed Center inició con los servicios de buprenorfina para personas con trastornos relacionados al uso de opioides que se presentaban con sintomatología de abstinencia en las salas de emergencia en Gurabo y Trujillo Alto.

Historia relacionada: ¿Qué son los opioides y porque son tan peligrosos?

Ahora, con este esfuerzo, también se añade la buprenorfina en el formulario de salud física y mental del plan Vital para ampliar los derechos del paciente.

“En algún momento, la buprenorfina estaba solamente en el formulario de salud mental y el médico de cuidado primario solo podía prescribir por cinco días; y eso era una barrera. Ahora, gracias a todos los esfuerzos, se incluye en ambos formularios y en el de sala de emergencia integrado. Quiere decir que si el médico tiene acceso al plan Vital, va a poder prescribir sin ningún problema”, dijo Christian Romero Ramos, consejero en adicción certificado de NeoMed Center.

También, se eliminó el requerimiento de la preautorización para despachar el medicamento al paciente.

“Este es un medicamento que salva vidas y es la primera línea de tratamiento en las salas de emergencia cuando llegan en sobredosis. Así que, la intención es que pueden iniciar su tratamiento de manera inmediata. La literatura nos dice que el 63% de los pacientes que inician tratamiento en las salas de emergencia con buprenorfina, asisten a su cita de cuidado primario y esos son datos que tenemos. Esto no debe ser una oportunidad que le damos al paciente, debe ser una garantía, un derecho a la salud…”, destacó Romero Ramos.

“La expectativa que la gente tiene es que el tratamiento logre una abstinencia y no, lo que queremos es que aumenten su calidad de vida; y si una persona logra iniciar el tratamiento cuando se inyectaba siete veces al día y ahora solo dos veces por semana, es un logro. Hay que entender ya que los modelos de abstinencia absoluta han fracasado…”, continuó.

Este medicamento, según Romero Ramos, se le administrará al paciente en el lapso de tiempo que sea necesario para su recuperación.

Historia relacionada: La Policía contabiliza al menos seis incidentes en que su personal se ha intoxicado con fentanilo

“Se le puede administrar el mismo tiempo que una persona con diabetes ingiere insulina. Puede ser por toda la vida. Depende del caso. Lo importante es que inicie el tratamiento en sala de emergencias y que continúe ”, indicó.

En la conferencia de prensa también estuvo presente una joven que actualmente utiliza buprenorfina y quién resaltó que, gracias al tratamiento, tiene una nueva oportunidad de vida.

“Soy paciente en NeoMed de buprenorfina y llevo más de un año en recuperación. El yo llamar un domingo y que el lunes ya yo tuviera buprenorfina me dio una esperanza de vida, por eso creo que es algo que vale la pena. Me siento sumamente agradecida con todo esto que está pasando porque soy parte de los pacientes que se han salvado”, contó Nicole Ramos.

Desde octubre, el protocolo realizado ha sido acogido por 18 hospitales de Puerto Rico según el Departamento de Salud.

“Desde que se publicó esta orden que fue en octubre, hemos recibido 18 protocolos. Se les da 60 días a las salas de emergencia y urgencia que no contaban con el protocolo para que lo alinearan a estas guías. Como también, se le dio un periodo de 90 días, para los que no tenían ningún protocolo establecido”, sostuvo Zavala.

Los centros 330 se han unido a los esfuerzos

Marielis Santiago, especialista en salud pública en la Asociación de Salud Primaria de Puerto Rico, es representante de los centros 330, quien confirmó que ya los centros habían comenzado sus servicios de buprenorfina.

“Aproximadamente el 55% de los centros de salud primaria en Puerto Rico tienen programas integrados de buprenorfina. O sea, nos falta la mitad todavía. Así que, tenemos que continuar facilitando esos cambios sistemáticos que es lo que estamos haciendo, para que esta otra mitad de los centros 330 puedan lograrlo y sean puntos de acceso para nuestros pacientes…”,destacó.

La Red de Salud Primaria en la isla para el 2021 atendió aproximadamente 413,000 vidas. De estos, el 65% estaban bajo el nivel de pobreza y el 66% era pacientes del plan Vital.

Para aquellos hospitales que necesiten el protocolo de buprenorfina, estará disponible desde este jueves, 7 de diciembre en las páginas de NeoMed Center : www.neomedcenter.org y en portales de las organizaciones aliadas como el Departamento de Salud y ASSMCA.

Historia relacionada: Gobernador firma medida relacionada al uso de medicamentos con opioides