Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
Gobierno

El gobernador rechaza irregularidad alguna en la concesión de un contrato a donante de Salvemos a Puerto Rico

Sostuvo que un contrato para la construcción de una égida en Guaynabo fue concedido por la Administración del Financiamiento de la Vivienda luego de un proceso competitivo.

Colocación de la primera piedra del proyecto 837 Senior Living.
Foto: Foto suministrada por La Fortaleza

El gobernador Pedro Pierluisi rechazó esta mañana algún tipo de irregularidad en la concesión de un contrato por parte de la Autoridad de Financiamiento de la Vivienda a un contratista que edificó un complejo de vivienda en Caguas y que figura como donante del Súper Pac Salvemos a Puerto Rico.

Historia relacionada: Pierluisi se distancia de Salvemos a Puerto Rico

Se trata de Alejandro Brito Zubizarreta, expresidente de la Asociación de Constructores de Hogares, dueño de la firma Brito Development Group y desarrollador de varios complejos de vivienda en Guaynabo, incluyendo 837 Senior Living. Brito Zubizarreta aportó $50,000 a la campaña al Súper Pac.

Historia relacionada: Archivan querella contra Pierluisi y Salvemos a Puerto Rico

“No, no, no. Primero que nada, ese Súper Pac estaba desligado de mi comité político”, dijo Pierluisi al asegurar que la Comisión Federal de Elecciones y el Contralor Electoral así lo concluyeron. “En cuanto al desarrollador que menciones, en ese programa hay un proceso competitivo y es la naturaleza de una subasta, compiten los desarrolladores y es la Administración del Financiamiento de la Vivienda quien toma la decisión a base de unas métricas y una metodología”, afirmó.

El proyecto es financiado con fondos federales, específicamente $62.5 millones del Programa de Brecha de Low-Income Housing Tax Credit (LIHTC) del Community Development Block Grant Disaster Recovery (CDBG-DR).

“No hay nada impropio ni ilegal que personas que aportan a una campaña política, incluyendo PACS, participen en procesos competitivos en el gobierno”, agregó al sostener que la ilegalidad sería que el donante haga una aportación política a cambio de una acción oficial.

Pierluisi aseguró que no tuvo participación alguna en la selección de la empresa para el desarrollo de la égida en Guaynabo.