Log In


Reset Password
SAN JUAN WEATHER
Legislatura

Senadores sin distanciamiento social defienden su presencia en el Capitolio

Esperan aprobar al menos cinco medidas.

Senadores no obedecieron el distanciamiento social impuesto al resto de la población. (Juan R. Costa / NotiCel)
Foto: Juan R. Costa

Pese a que la gobernadora Wanda Vázquez Garced declaró un toque de queda hace diez días y los profesionales de la salud han recalcado la necesidad del distanciamiento social ante el coronavirus, el Senado de Puerto Rico defendió la continuidad de sus sesiones presenciales, resguardándose en su deber constitucional.

El Senado se convocó para discutir cerca de siete proyectos para atender la pandemia del coronavirus, o COVID-19, entre ellas presentar el aval legislativo a las medidas de incentivo económico presentadas por la Primera Ejecutiva ayer, como la moratoria a los préstamos personales, de autos, hipotecarios o de tarjetas de crédito.

Varios senadores, entre ellos el presidente Thomas Rivera Schatz, tomaron turnos iniciales para defender su presencia en el hemiciclo, a modo de responder a la ausencia de Eduardo Bhatia Gautier, José Nadal Power, Rossana López de León y Miguel Pereira Castillo.

Los cuatro integrantes de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) enviaron una carta para comunicar su ausencia, basada en que buscaban evitar contagiarse con el COVID-19 y cumplir con la Orden Ejecutiva de la Gobernadora sobre el toque de queda.

“Para los compañeros del Partido Popular que decidieron enviar una carta excusándose, sepan que el presidente del Partido Popular vino hoy a trabajar. El compañero [Cirilo] Tirado Rivera que no aspira a la reelección, está aquí, así como los demás compañeros de mayoría. No hay excusa. Nos toca trabajar. La mejor forma de dar el ejemplo no es hablando, es actuando”, exclamó Rivera Schatz.

El Presidente del Senado añadió que los anotó como ausentes de la sesión y no los excusó.

Aníbal José Torres Torres, presidente del PPD, recalcó que respetaba las decisiones de sus correligionarios, pero su presencia en la sesión respondía a su deber constitucional.

En la sección 13 del Capítulo III de la Constitución de Puerto Rico se indica que “las cámaras legislativas se reunirán en el Capitolio de Puerto Rico”.

Sin embargo, la Resolución del Senado (RS) 1353, que sería discutida ante el pleno hoy, propone enmendar el reglamento de este cuerpo legislativo para que el Presidente pueda variar las formas en que se celebrarían las sesiones y sus respectivas votaciones cuando el país se encuentre en estado de emergencia.

Durante un turno inicial, el senador independentista Juan Dalmau Ramírez también aludió a la Constitución como la razón detrás de su presencia en el hemiciclo.

“Yo no controlo las medidas que se discuten, no controlo el contenido de la agenda, pero yo controlo mi presencia aquí, no importan las circunstancias. El que exista un toque de queda, y puede haber compañeros que entiendan que su rol no era estar aquí y lo convirtieron en algo mediático para aprovechar un titular, mi planteamiento es que hay personas como enfermeras, despachadores de supermercados, policías, en el palco de prensa hay periodistas, ejerciendo sus labores para continuar hacia adelante”, explicó Dalmau Ramírez.

Entre las órdenes del día también se encuentra la Resolución Concurrente del Senado 99, a los fines de solicitarle al Congreso de los Estados Unidos que ofrezca un trato igual a Puerto Rico en toda legislación, política o programa económico y contributivo en respuesta al COVID-19. A nivel federal, aún se discute la posibilidad de un paquete económico para los ciudadanos, pero se desconoce cuánto de esa legislación aplicaría a la Isla.

Por otro lado, mediante la Resolución Conjunta del Senado 493, el cuerpo legislativo buscaría apoyar y avalar las acciones propuestas por la Gobernadora para evitar una crisis económica a causa del COVID-19. Con esta medida, se establecería la procedencia de los fondos que se utilizarían para los incentivos económicos anunciados ayer, como otorgar $500 a trabajadores por cuenta propia, hasta $4,000 para personal de emergencias médicas y primeros respondedores y no cobros de peaje durante emergencia.

En el hemiciclo, muy pocos utilizaron mascarillas o guantes, aunque al entrar al Capitolio los empleados ordenaban la toma de un par de guantes. Además de la protección para las manos, había “hand sanitizer”.

Las medidas el Senado distan de las tomadas en la Cámara de Representantes, pues la pasada semana el cuerpo legislativo portaba mascarillas y guantes en su mayoría y empleados tomaron la temperatura a periodistas que cubrían la sesión.